AMARÁS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO

Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.

Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

Y el segundo es semejante: AMARAS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

Marcos 12:29 – 31

Hoy en día existen muchas diferencias culturales, ideológicas, religiosas, musicales, deportivas, raciales, sociales, etc. que se han transformado en una excusa para ODIAR y demostrar lo DÉBILES que podemos llegar a ser, depositando en otros, nuestros temores transformándolos en VIOLENCIA.

La riqueza del ser humano está justamente en nuestras diferencias. Tendemos a JUZGAR y rechazar lo que es diferente a nosotros.

Jesucristo nos enseña a AMAR AL PRÓJIMO COMO A NOSOTROS MISMOS y esto se reduce en respeto y tolerancia….sólo él puede juzgar. De lo contrario volveremos a ver repetidamente lo horrible de estas imágenes.

Vivamos en paz

Jobo Davi