¿EN DIETA? ¡CUIDADO! Cuando las Frutas engordan

verduraImagen: www.comoengordar.biz

Uvas, plátanos, mangos, cerezas, entre otras consideradas prohibidas para aquellas personas que hacen dietas reductoras, ¿qué hay de cierto en todo eso?¿en realidad las frutas engordan?

Siempre se ha escuchado y hablado del rol que cumplen las frutas en dietas para niños, deportistas y más mencionadas aún en las dietas reductoras. Es indispensable conocer estos tips para hacer una dieta de reducción para no cometer errores por desconocimiento ni privaciones innecesarias.

Tenemos los carbohidratos simples como el azúcar de mesa , el de las frutas y por otro lado los compuestos como los que vienen en el patatas, judías, cereales entre otros.

El cuerpo necesita convertir los alimentos de la forma mas simple para poder asimilarlos y así poder utilizarlos, para esto debemos tomar en cuenta que el papel de los carbohidratos es muy importante en nuestra vida, tanto así que la alimentación debe cubrir un 55 a 60 % de la dieta diaria en forma de carbohidratos, en otras palabras los carbohidratos son el combustible del organismo, naturalmente el exceso de su consumo se almacena en el cuerpo en forma de grasa y es lo primero que los nutriólogos nos restringen para cuando empezamos un tratamiento reductor ¡Que contradicción!, pero es aquí donde les damos a la pauta que debe tener en cuanto a que tipos de carbohidratos y cómo debemos consumirlos.

Los azúcares simples son los que el cuerpo absorbe directamente entre ellos el azúcar de mesa y el azúcar de las frutas, por lo que tiene que tenerse cuidado cuando consumimos azúcar de mesa en nuestras preparaciones, porque es el tipo de azúcar que podemos ver y medir a diferencia de la que viene en otros alimentos cuyo azúcar no percibimos en cantidad.

Los chocolates, refrescos de cola, productos de pastelería y añadidos de azúcar de mesa o fructosa (azúcar de frutas) también nos brindan azúcares simples, es por ello es que su consumo frecuente o en altas cantidades aumenta nuestras reservas de grasa rápidamente pero a diferencia de las frutas estos son simplemente azúcar sin ningún tipo de vitaminas o nutrientes.

Para tener una idea de que tan rápido se absorbe el azúcar simple miremos a los deportistas de élite ingiriendo plátanos, mandarinas y líquidos azucarados inmediatamente después de una exhausta prueba, Exacto! Es Inmediata.

Las frutas como el plátano, los mangos, higos, cerezas entre otras frutas dulces son las que mayor cantidad de azúcar simple contienen a diferencia de la piña, sandía, melón cuyo contenido es mayormente agua, por lo tanto las primeras nos van a dar más cantidad de calorías, aunque lo que debemos tomar en cuenta es que el azúcar que nos brinda viene bioquímicamente ligada a minerales muy importantes para el organismo como el potasio, magnesio, silicio, y además antioxidantes que no tienen valor nutricional como calorías, pero cuya función como antioxidantes es extremadamente poderosa, por ejemplo: el licopeno, cuyo contenido le da esa coloración característica al mango, frutos rojos y anaranjados.

En cuanto a calorías se refieren por ejemplo media pieza de pan contiene 150 calorías por unidad, un plátano (fruta mas controversial) nos brinda tan solo 50 por unidad, además tomemos en cuenta que un plátano contiene mas vitaminas, minerales y su valor de saciedad es mas alto, es decir que nos da la sensación de llenura mas temprano que la de un simple pan.

El problema y la contradicción se presentan cuando combinamos las frutas, por ejemplo añadiéndoles miel, cremas incluso mezclando diversos tipos de frutas como las dulces y ácidas o consumiéndolas después de los alimentos en forma de postre.

Algunos tips serian consumir las frutas lejos de las comidas para acelerar nuestro metabolismo, otro sería no mezclarlas entre ellas ya que se pueden bloquear mutuamente, para esto lo mejor es clasificarlas por su sabor, las dulces no pueden ir con las ácidas o líquidas y estas no pueden ir con lácteos, al romperse esta regla se alteran de tal forma que se convierten en carbohidratos simples sin los debidos antioxidantes o precursores de metabolismo celulares y es allí donde estas son asimiladas rápidamente. En caso tengamos nuestras calorías ya cubiertas estas se almacenan directamente en grasa.