LA VERDAD OCULTA DE LA GUERRA DEL PACIFICO “LOS INGLESES EN CHILE” PART II

Por: Lic. Adm. Alejandro Arroyo Paredes

rochelleuno@hotmail.com

LOS INGLESES EN CHILE

La colonia inglesa, además, tuvo gran importancia en la zona norte del país durante el auge salitrero, en los puertos de Iquique y Pisagua. John Thomas North, el rey del salitre, fue el principal empresario de la minería de los nitratos. Los británicos dejaron su legado plasmado en las calles del centro histórico de la ciudad de Iquique, fundando diversas instituciones, por ejemplo, un Club Hípico. Sin embargo, dicha presencia llegó a su fin, con la crisis salitrera, durante los años 1930.

EL CRIMEN

Cuando comienza el siglo XX, los «salares» de Chile  ya están controlados por empresas inglesas y alemanas. Ambos grandes consumidores de nitratos en su agricultura.

Victoria I   La Reina Inglesa

Reina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda y Emperatriz de la India

La Reina Victoria I, nacida en 1819 y fallecida en 1901, fue Reina de Gran-Bretaña e Irlanda de 1837 a 1901, ella con el Primer Ministro el judío Benjamín Disraeli  y su gran amigo el banquero también  judío Lionel Nathan de Rothscild  decidieron la Guerra del Pacifico y su espía comercial y brazo ejecutor comercial  en esta parte del Continente fue John Thomas North quien fungió de testaferro del banquero judío y espía del Gobierno Ingles.

En 1868, el conservador Benjamin Disraeli, 1er conde de Beaconsfield, asume el cargo de Primer Ministro. Más adelante se demostraría que fue el Primer Ministro favorito de Victoria. Su ministerio, sin embargo, pronto colapsó, y fue substituido por William Ewart Gladstone, miembro del Partido Liberal (nombre con que ahora se conocía la coalición Whig-Peelite). Gladstone era famoso por sus desacuerdos con Victoria y Disraeli durante su carrera política.

La Reina comentó una vez que cuando él se dirigía a ella era como si estuvieran en una reunión pública. La reina detestaba a Gladstone, así como sus políticas, tanto como ella admiraba a Disraeli. Fue durante el ministerio de Gladstone, a comienzos de la década de 1870, que la reina empezó a emerger gradualmente de su estado de luto perpetuo y aislamiento. Con el estímulo de su familia, participó más activamente en la política.

Disraeli volvió al poder en 1874, en el momento en que muchos apoyaban en el país un sentimiento imperialista, incluyendo al nuevo Primer Ministro y la reina, así como muchos en Europa. En 1871 se había proclamado el Imperio Alemán. La hija mayor de Victoria se había casado con su heredero, así que algún día ella sería Emperatriz, excediendo con ello en rango a su madre la reina, de mayor poder político.

Para prevenir tal anomalía diplomática, en 1876 una nueva Acta de Títulos Reales del Parlamento dio a la reina el título adicional de “Emperatriz de la India“. Victoria recompensó a su Primer Ministro, acelerando la acostumbrada concesión de un condado a un Primer Ministro saliente, y le nombró conde de Beaconsfield mientras estaba todavía en su cargo.

La administración de Lord Beaconsfield  (Benjamin Disraeli) cayó en 1880 cuando los Liberales ganaron la elección general de ese año. Gladstone había abandonado la jefatura de los liberales cuatro años antes, y la reina invitó a Lord Hartington, líder liberal de los Comunes, a que creara un gabinete. No obstante, Lord Hartington declinó la oportunidad, argumentando que ningún gabinete liberal podría trabajar sin Gladstone y que él no serviría bajo de nadie más. Victoria tuvo entonces que designar a Gladstone como nuevo Primer Ministro.

Los conflictos de Victoria con Gladstone continuaron durante los últimos años. La forzaron a aceptar sus reformas electorales propuestas, incluyendo el Acta de Representación del Pueblo de 1884, que aumentó considerablemente el electorado. El gobierno de Gladstone cayó en 1885, siendo substituido por un conservador, Lord Salisbury. Gladstone volvió al poder en 1886 e introdujo la Ley Irlandesa del Gobierno Local, que intentó conceder a Irlanda una legislatura separada. Victoria se opuso a la ley, que ella creía que minaría el poder del Imperio Británico. Cuando la ley fue rechazada por la Cámara de los Comunes, Gladstone dimitió, lo que impidió a Victoria designar nuevamente a Lord Salisbury como Segundo Ministro.

El Perú en el siglo XIX no fue la única víctima del poder británico encabezado por su Primer Ministro el judío Benjamín Disraeli. Inglaterra imponía la política del “Libre Comercio”, presionando hasta obtener tratados comerciales a su conveniencia, el caso del Perú fue por que el Estado peruano tenía el monopolio del salitre, que no permitía la participación en el negocio de los capitalistas judíos y británicos principalmente. Para entenderlo debemos saber hechos históricos que jamás nos mencionaron en la escuela, donde solo nos enseñan personajes, hechos, fechas y lugares, sin profundizar las verdaderas causas.

La guerra del Pacifico fue planeada por Inglaterra, Chile recibió de ellos facilidades económicas muy cómodas para adquirir armamento de origen británico, los uniformes chilenos eran de tela inglesa, y los soldados chilenos llevaban fusiles ingleses en sus hombros, el Contra-Almirante Chileno Patricio Lynch, General en jefe de las tropas invasoras del Perú luchó en China y la India como soldado inglés.

El Secretario de Estado de aquella época en Estados Unidos James Blaine declaró ante el comité de relaciones exteriores del congreso norteamericano que la Guerra del Pacífico era “una guerra inglesa contra el Perú, con Chile como instrumento”. (27 de abril de 1882).
http://www.boliviaweb.com/mar/capitulo5.htm

LA VERDAD OCULTA Y SINIESTRA DE LA GUERRA DEL PACIFICO “EL PODER DE LOS BANQUEROS ROTHSCHILD” PARTE III

http://centinela66.wordpress.com/2010/10/06/la-verdad-oculta-y-siniestra-de-la-guerra-del-pacifico-%e2%80%9cel-poder-de-los-banqueros-rothschild%e2%80%9d-parte-iii/