“Presionar a un trabajador para que éste decida renunciar a su trabajo y ahorrarse el pago de la indemnización”

El Mostrador.cl

15 de Julio de 2007

Se presentó proyecto al respecto:
Navarro denuncia graves casos de acoso laboral o mobbing

El parlamentario dijo que esta irregularidad continua siendo una practica extendida en el ámbito laboral, donde se registran casos dramáticos, que incluso derivan en depresiones profundas y finalmente en suicidios.

El senador socialista Alejandro Navarro denunció que la práctica del acoso laboral, que consiste en humillar o presionar a un trabajador para que éste decida renunciar a su trabajo, sigue siendo una irregularidad extendida en el país, donde se registran incluso casos dramáticos al respecto.

Según ha denunciado el parlamentario se da el caso de muchos empleadores que quieren “ahorrarse el pago de la indemnización” y para ello no tiene reparos en humillar a niveles inhumanos a empleados que consideran prescindibles, lo que muchas veces cuenta con la indiferencia de sus colegas de trabajo, temerosos también de sufrir la misma práctica, destaca.

Navarro, quien dijo que “diariamente conocemos casos de personas que denuncian los apremios y humillaciones a las que son sometidas por alguno de sus superiores jerárquicos o por sus colegas, ante la indiferencia de sus pares, las jefaturas y, lamentablemente, por los organismos encargados de la fiscalización laboral”.

El parlamentario, quien presentó un proyecto sobre la materia en diciembre del año pasado, que busca definir y sancionar el acoso moral, señaló que “hemos conocido casos terribles, que a uno le cuesta creer que ocurran en los servicios públicos o en las empresas y que muchas veces, confundiéndose detrás de inexistentes problemas personales, se siguen tolerando”.

Sin ánimo de comparar, dijo Navarro, “con el mobbing o acoso laboral ocurre algo similar a lo que ocurre con el acoso escolar, que llega a niveles de violencia insospechados y del femicidio, que bajo el argumento de tratarse de temas de pareja, no ha permitido las intervenciones necesarias para salvar las vidas de muchas mujeres”.

“Entre los casos más dramáticos que hemos podido conocer -agregó Navarro- está el del trabajador de la Municipalidad de Concepción Humberto Opazo, quien debido al acoso moral y psicológico sufrido de parte de su jefatura directa, y tras no encontrar ayuda ni respuestas en el propio municipio, ni en la Inspección del Trabajo, desarrolló una profunda depresión que lo llevó a tomar la drástica decisión de terminar con su vida, suicidándose”.

El parlamentario ofrecerá mañana lunes una conferencia de prensa en la sede del PS, en Calle París 873, donde afectados y familiares de víctimas del mobbing o acoso laboral denunciarán una serie de graves casos, y plantearán la necesidad de legislar con urgencia sobre esta materia.