La imparable fuga de cerebros colombianos al exterior

gra-loc-fuga--647x500

ELMERCURIO.COM

Los destinos preferidos de los emigrantes son EE.UU. y España:
La imparable fuga de cerebros colombianos al exterior

Domingo 23 de marzo de 2008

Encuentro digital “Red es Colombia“, el sitio web de encuentro de estudiantes y profesionales colombianos en el exterior.

Catalina Oquendo
GDA/El Tiempo/Colombia

En Colombia, más que una fuga lo que existe es un despilfarro de cerebros, y no hay mecanismos estatales para hacer que estos emigrantes capacitados, por los que el país invirtió recursos, regresen.

“Dentro de la gente que migra hay un componente significativo con formación universitaria, pero muy pocos van a trabajar como profesionales; otro número no muy importante se desempeña en su profesión, en algunos casos con éxito, y logra destacarse”, dice William Mejía, investigador de la Fundación Alma Máter del Eje Cafetero y experto en migraciones.

David Khoudour-Castéras, editor del libro “En busca del nuevo El Dorado, análisis del fenómeno migratorio colombiano”, opina que ese despilfarro es una doble pérdida: “Con esos médicos que se van y trabajan como taxistas o no ejercen su profesión, pierde el país de origen y pierde el país receptor”.

La Cancillería colombiana sólo se basa en datos de la OECD, según la cual en 2004 había 20.518 personas realizando estudios de educación superior; es decir, sólo el 0,62% de la población colombiana en el exterior. Por eso, el programa de la Cancillería “Colombia Nos Une” indica que los colombianos con un nivel educativo alto que se encuentran por fuera de Colombia no representan un porcentaje alto de la población nacional que ha migrado.

La gran migración de profesionales universitarios colombianos se dio en la década de los 70, paralela a la migración de personas no calificadas, especialmente hacia Estados Unidos. Posteriormente, el país vivió otra ola importante de migración entre 1999 y 2000, que coincidió con un estancamiento económico.

Hoy, explica Khoudour-Castéras, los destinos preferidos de los emigrantes colombianos capacitados siguen siendo Estados Unidos y España. La más reciente investigación sobre el tema la hizo Ángela Patricia Álvarez, quien en el documento “Fuga de cerebros o Ganancia de Cerebros, el caso de la migración calificada y la educación en Colombia”, publicado este año, analiza las implicaciones de este fenómeno en el desarrollo del país.

Los resultados mostraron que el 71% no estudiaba pensando en la posibilidad de emigrar, mientras el 28,6% considera la migración como una opción para tener mejores oportunidades laborales.

Actualmente, los profesionales que más se van son del área de la salud, especialmente a Estados Unidos y Canadá, así como diseñadores a España; pero sobre todo ingenieros y tecnólogos. Además del no regreso, a los expertos les preocupa que la mayoría de estos colombianos no participa en redes científicas ni en las decisiones del país.

Las dos opciones para los emigrantes calificados son: intentar traerlos de regreso o aprovecharlos desde el exterior. El gobierno apuesta a capitalizar ese recurso humano “sin necesidad de que retorne”, y por eso creó “Red es Colombia” una Red de Estudiantes y Profesionales en el Exterior, que ya tiene 1.886 afiliados.

Alejandro Blanco, su coordinador, explica que además de funcionar como un Facebook para colombianos, le ha permitido a la cancillería obtener información (aún no representativa) de los profesionales en el exterior.

De los participantes de la red hay un 42% en Europa; 19% en Norteamérica; 18% en Colombia (los que han retornado y siguen enlazados); 8% en Sudamérica; 8% en Oceanía; 1% en Centroamérica, y 1% en Asia.

Fuente. http://impresa.elmercurio.com/

Imagen. www.ideal.es

Anuncios