LA VERDAD OCULTA DE LA GUERRA DEL PACIFICO “BALMACEDA V/S NORTH” PART VI

José Manuel Balmaceda

Por: Lic. Adm. Alejandro Arroyo Paredes

rochelleuno@hotmail.com

Balmaceda v/s North

La figura y actividades de North han sido muy discutidas debido a su intervención en el gobierno de José Manuel Balmaceda, fue acusado de aparecer como uno de los promotores del conflicto entre éste y el Congreso. Esta confrontación habría tenido su origen en la posición de Balmaceda, quien vio la nacionalización del salitre como uno de los objetivos de su política económica.

North se defendió desde Londres a través de medios legítimos e ilegítimos, y cuando volvió a Chile a comienzos de 1889, con la intención de comprar todas las propiedades salitreras, se encontró con que Balmaceda tenía decididos planes para que el Estado pasara a controlar la producción del salitre, que se había convertido en una década en la renta principal del fisco chileno.

North regresó a Inglaterra en junio de 1889, dejando en Chile un grupo de abogados para defender sus intereses. Después de la Revolución de 1891, una investigación en 1898 reveló que estos abogados recibieron fuertes sumas de dinero para que en sus cargos como diputados hicieran oposición a Balmaceda en el Congreso y en la prensa, el peruano Vladimiro Montesinos todavía no había nacido.

Vivió en Londres desde 1882. En 1888 decidió retornar a Chile. Poco antes de su llegada el presidente Balmaceda prometió en Iquique acabar con los odiosos monopolios extranjeros, lo cual fue entendido por el magnate inglés como una directa alusión a su persona. Por ello decidió acortar su visita al país y adelantó su regreso a Londres.

Balmaceda cumplió parte de su promesa, al quitarle la concesión del ferrocarril que debía construirse en aquella zona, a pesar de los ingentes esfuerzos de North por evitarlo. Pero no nacionalizó el salitre (en parte Balmaceda se oponía a cualquier clase de monopolio, privado o público), principalmente por la luchas políticas que devinieron en la Guerra Civil de 1891, y en la que existe la leyenda de que hubo oro inglés de por medio. La Leyenda hoy confirmada

Después de esto North se deshizo paulatinamente de sus intereses en la industria del salitre, falleciendo pocos años después.

LA ÚNICA VERDAD DE LA GUERRA = AQUÍ VIENE LO BUENO

EL TRÍPODE DE LA REINA

Como Corporaciones Hostiles, ocupadas otra vez en Hostiles Agresiones Bancarias y la disrupción de la Paz Civil en el continente Americano usando el mismo MODUS OPERANDI que ellas usaron en 1860, 1870 y ahora en 1878.

a) Nuevos yacimientos de minerales han sido descubiertos en América Latina.

b) El viejo asunto que incluye la Guerra de Confederación y el Tratado de 1833 entre Perú-Bolivia, y Chile están otra vez enconándose al punto de iniciar una guerra… (al momento que ésto está siendo escrito, Chile está entrando a poseer armamento moderno para una guerra de agresión contra el Perú en estos momentos…).

¿Por qué existe este estado de guerra entre Perú y Chile y casi a punto de detonar?

¿Quién se beneficia de esta “vieja e insidiosa herida causada por agentes de conocidas corporaciones extranjeras en 1860, 1870 y desde 1872 a la fecha?

Respuesta: Las Corporaciones inglesas. Justo como ellas han hecho por cientos de años con contratos engañosos como la de Corporación del Este de India que permitió al Reino Unido tomar posesión de India; y muchas de las naciones latinoamericanas que sufrieron “la bancarrota y 60 años de confiscación hostil de ferrocarriles y sus instalaciones, recursos naturales, y manejo de los gobiernos”.

Después los agentes de corporaciones inglesas manipularon los recibos de cargamentos de Nitrato-Guano de Perú, Argentina, Bolivia y Chile en relación a los Bonos Peruanos de Guano vendidos en el Mercado de Bolsas Londinense, respaldados por la Casa Rothschild la Banca de la Corona.

El Gobierno del Perú supo que los contratos de 1870-1872 sufrieron unos actos de “manipuleo de los recibos del cargo” por el guardalmacén Depositario de Fe, Sir W. R. Grace y los Almacenes Trípode.

Ellos supieron también del “manipuleo de los recibos del cargo de los cargamentos de Guano y Nitrato (salitre)” cuyos excesos fueron almacenados en Los Almacenes Trípode en Boston, Baltimore, Nueva York, Liverpool y LeHarve, Francia.

También supo el gobierno del Perú todo ese manipuleo de recibos por los agentes reales de W.R. Grace, que ellos no podían pagar (hipotecas) a los inversores ingleses de deudas contraídas en los bonos peruanos de 1870-1872.

Ellos sabían que “la anulación del derecho de redimir las hipotecas y la posesión de un recibo a cargo de la propiedad de otros….estaba bajo la mirada y control de los Agentes de la Corona de Inglaterra.”

Para este tiempo, el gobierno del Perú, mientras tanto, miraba la maliciosa, engañosa, voluntaria y fraudulenta intención de esta Conspiración de “los Poseedores Ingleses de Bonos” traído a cuenta por el Agente Real:

a) El 14 de abril de 1875 Perú llama a todo el Cuerpo Legislativo.

b) Perú invoca la Autoridad Constitucional Conferida por la Constitución Peruana de 1862 para entrar en el Bono 3292 de Mercadería de Contrato, vendido en Nueva York, N.Y., E.U.A., el 1o. de Mayo de 1875, el cual fue “Perfeccionado, Certificado y Tenido al Fiado por la Casa de Crédito Durhan (Intl. Ltd)”

Estos agentes de las corporaciones hostiles de la Corona activamente trabajan a través de agentes/agencias/ corporaciones en las mismas prácticas fraudulentas, usadas anteriormente en la Guerra del Algodón/Guerra Civil y la Guerra de la Confederación.

Es por esto que el Agente y Caballero de la Reina como Presidente Ejecutivo que controla la Reserva Federal del Sistema Bancario Americano y la Reserva Federal Extranjera del Sistema Bancario Americano fue muy “indiferente (en desacato) hacia el Congreso”.

Una vez más, estas Corporaciones de la Corona Inglesa van tras el i Oro ! y minerales de otras naciones; por  y  a través de prácticas engañosas designadas para el control total de la Corona a través de Corporaciones de la Corona y el apropiamiento cuando los gobiernos no sean capaces de controlarlos.

Los estados del Sur primero identificaron quién causó la Guerra Civil. Estos Estados identificaron el perpetrador como: ¡¡¡ Inglaterra ! Los Nitratos y el Guano habían incrementado la producción sureña del algodón, y las Corporaciones Reales del Algodón perdieron 7 millones de libras Esterlinas debido a este incremento de producción por el Nitratos y el Guano que estaba siendo usado por los Algodoneros Sureños.

Conviene entonces que ellos se adueñen de esos recursos para compensar sus pérdidas.

La influencia ROTHSCHILD en los Estados Unidos de América es de mucho tiempo, pero no hay ninguna razón para creer la historia que el judío Haym Solomon que ayudó financiar la Guerra de la Independencia era agente de la familia, cuando él murió en 1785, antes de que Amschel Rothschild se hiciera un financiero internacional.

En 1837 los Rothschild enviaron a agente suyo a que estableciera oficinas en Nueva York. Este era un judío llamado Schoenberg cuyo nombre se cambió a August Belmont, y quién profesó la cristiandad.

Este judío había tenido experiencia las sucursales en Frankfurt y Nápoles de la conexión  Rothschild. Desde 1844 a 1850, Belmont fue, a través de la influencia de Solomon Rothschild, hecho cónsul-general austriaco en Nueva York; él renunció entonces como protesta contra el tratamiento de Austria del revolucionario húngaro, Kossuth.

En 1853, Belmont se hizo representante de EEUU en los Países Bajos viviendo en la Haya durante varios años. Después de eso, en 1860, él se hizo Presidente del Comité Nacional Demócrata.

En total está claro que Belmont tenía un tremendo poder en los Estados Unidos. Él se hizo enormemente rico y se casó con la hija del Comodoro Matthew Perry que “abrió” Japón a las naciones occidentales.

Entretanto, los Rothschild “establecieron oficinas en los Estados del Sur de EEUU para la compra de algodón que ellos enviaron a Francia, donde ellos la comercializaron… Ellos compraron a cosechas del tabaco enteras para proporcionar los requisitos del tabaco de los varios Estados. Sus propias naves llevaron cargas enormes entre los Estados Unidos y Francia”. (A, Vol. II., pág. 387).

Así, cuando la Guerra Civil (1861-5) irrumpió entre el Norte y Sur, los Rothschild de Europa estaban obviamente muy profundamente involucrados en ambos lados. Es importante recordar aquí que ellos nunca estaban en buen humor con Napoleón III., quién no pidió prestado de ellos sino de otros judíos.

Napoleón III tenía planes muy definidos acerca del futuro de América, y los Rothschild tenían evidentemente un esquema algo similar. La desconfianza de Napoleón III para los Rothschild, sin embargo, le hizo imposible apoyarlo abiertamente por ellos en sus esfuerzos con dinero.

La idea de Napoleón III era establecer un nuevo Imperio adquiriendo México y algunos de los Estados Unidos del sur, y él quería que Gran Bretaña entrara con él a compeler al Norte para abandonar el asedio de los puertos del sur.

El Sur (los Confederados), duramente apretados, estaba intentando afianzarle a Napoleón III la intervención en su favor que ellos esperaron sobrevivir para ofrecerle algún territorio, en Louisiana y Texas.

El Gobierno Confederado tenía al judío Judah P. Benjamín como su Secretaria de Estado, y la Enciclopedia judío (B, Vol. III., pág. 30) quita toda duda acerca de qué está pasando, porque dice:

“Desgraciadamente no se ha publicado todavía un estudio completo de la diplomacia de la Confederación, ni cualquier biografía adecuada de Benjamín del que ése sería el capítulo principal.

Pero por tal publicación sería mostrado cómo de cerca la Confederación vino a afianzar  a la intervención europea – particularmente a través de la ayuda de Napoleón III – por tentar esfuerzos y del estadista del Departamento de Estado Confederado bajo la dirección de Benjamín, y a la probable transformación de una insurrección en una revolución exitosa en consecuencia.”

Ese Benjamín, antes de la Guerra Civil, había conversado realmente con Napoleón en Biarritz en este mismo asunto de un Dominio francés en América se revela en los Cincuenta Años de Clew en Wall Street (Z.3, pág. 62).

Ayudado por préstamos judíos, a través del Credit Mobilier y respaldado por la empresa de Pereira, el candidato de Napoleón, Maximiliano de Austria, desembarcó en México en 1864 para volverse su efímero Emperador.

Pero el complot falló. Gran Bretaña no jugaría su parte. El hombre que lo previno era ¡el Zar Alejandro II de Rusia! Él envió su flota, como esta era, por el océano y la puso a disposición de Abraham Lincoln, así los británicos y franceses supieron que si ellos intentaran llevar a cabo el esquema de Napoleón III, ellos se encontrarían comprometidos en hostilidades con Rusia.

A este pedazo de historia confidencial nunca se le ha permitido volverse propiedad pública. En el momento, el Zar él no lo anunció porque, inmediatamente después, él fue forzado por la situación europea para hacerse amigo con Napoleón III.

Que la flota rusa estaba en aguas americanas en el momento, bajo el orden del hermano del Zar, y fue “invitada” por el Secretario Seward, y que esto les impidió a Francia y Gran Bretaña llevar a cabo sus planes es confirmado por Clews (Z.3, pág. 59). Clews consideró la presencia de la flota rusa como un incidente afortunado, pero el Gobierno británico y francés consideró obviamente que era deliberado.

¿Ahora que quisieron los Rothschild? Sus deseos pueden ser estimados con bastante precisión citando la opinión dada por Benjamin Disraeli sobre de América cuando la Guerra Civil estaba terminada:

“Esta será una América de ejércitos, de diplomacia, de Estados rivales y gabinetes manoeuvering, de turbulencia frecuente, y probablemente de guerras frecuentes”. (Registro Anual, 1863, N.S. cv. 21).

CONTINUARÁ…

Anuncios