Los genocidas que amaban el futbol

Hitler, Osama y Gaddafi no sólo tenían en común ser una amenaza para el mundo

Por: Redacción | Fecha: 26/10/11

Ellos no apoyaron el Fair Play … Bin Laden (Arsenal), Mussolini (Bologna), Karadzic (Inter), Carlos the Jackal (Arsenal) y Kagame (Arsenal)

Si algo hemos aprendido con la literatura es que los “monstruos” también tienen sus corazones y sus gustos más mundanos. En este caso, no nos referimos a mujeres guapas ni lujos extravangantes sino que, como nos cuenta el periódico The Sun, a muchos les gustaba el futbol y eran hinchas de algunos equipos.

GADDAFI era un fan del Liverpool. Se encontró una taza del equipo en el lugar donde se escondía y al parecer había tomado té apenas unas horas antes de ser capturado.

OSAMA BIN LADEN: El ex enemigo número 1 de Estados Unidos se hizo hincha del Arsenal cuando iba a Inglaterra siendo apenas un adolescente, durante los años 70. De acuerdi a Adam Robinson, autor de Bin Laden: Behind The Mask Of The Terrorist, el líde de Al Qaeda continuó visitando el Reino Unido durante los 90 para ver algún juego.

BENITO MUSSOLINI: El líder del fascismo italiano fue fiel a su pueblo Boloña y el equipo local del mismo nombre y tenía ahí su residencia fija hasta 1945.

RADOVAN KARADZIC: El ex presidente bosnio está enfrentando un juicio en La Haya por crímenes de guerra, pero insiste en que le den los últimos resultados de su amado Inter Milan.

CARLOS “EL CHACAL” RAMÍREZ: El hombre que cometió varios ataques terroristas para el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) en los 70s era un gran seguidor del Arsenal. PAUL KAGAME: El polémico actual presidente de Ruanda -que tiene juicios en Francia y España por genocidio y otros cargos de ese nivel- es otro hincha del Arsenal.

ADOLF HITLER: Los historiadores dicen que el lado más amable del Fuhrer salía cuando ganaba el Schalke 04, quienes ganaron seis títulos nacionales de 1934 a 1942. Sin embargo, el club de Gelsenkirchen, Alemania, dice que no hay prueba de que el dictador haya sido un fanático.

Con información del periódico The Sun

Fuente: esquire

Anuncios