¿SEXO, DROGAS Y TRÁFICO DE INFLUENCIAS EN LA ESCUELA DE CARABINEROS DE CHILE?

Orgías entre varones, encubrimiento de delitos y narcotráfico

Ex capitán involucrado, como autor, en red de narcotráfico, al interior de la Escuela de Oficiales de la Institución, recibe pensión vitalicia gracias a que su suegro era el General Director de Carabineros.

El 12 de octubre del año 2004, el departamento de drogas O.S.7 se constituyó en Antonio Varas Nro. 2249, en donde muchos jóvenes se preparan para convertirse en oficiales de Carabineros.

 La razón de la inspección del departamento antinarcóticos,  fue la investigación a uno de los suyos acusado de vulnerar la ley de drogas.  El mayor de Carabineros, Alejandro Valenzuela, del OS7, informó, a la segunda fiscalía militar de Santiago, que, el día domingo 10 de octubre de 2004,  alrededor de las 8:30 AM, el capitán de Carabineros, Sergio Maraboli Bravo, de dotación de la Escuela de Oficiales fue avisado que el vehículo particular placa patente única VY-3284, ingresaba al interior del recinto por la puerta de acceso ubicada en Calle Marchant Pereira, siendo conducido por el carabinero Carlos Andrés Rodríguez Cifuentes domiciliado en el cuartel.

Al llegar el Capitán Maraboli vió que el mencionado vehículo ya estaba estacionado. Dirigiéndose hasta los dormitorios de los oficiales, encontró, al interior de uno de ellos, al carabinero Rodríguez Cifuentes, con la ciudadana Renee Maureu Briceño, de 26 años.

El capitán Maraboli, sacó a la mujer del recinto y pidió las llaves del vehículo al carabinero.   Al revisar el auto descubrió cocaína, una cuchara pequeña de plata y un trozo de bombilla plástica, usada habitualmente para aspirar droga.

Las sustancias fueron periciadas por LABOCAR. El vehículo era de propiedad del capitán  Jaime Espinoza Barrios. Éste, al ser consultado por las sustancias alucinógenas ubicadas en su auto, señaló que hace un año se mantenía en tratamiento por depresión y consumo de drogas (cocaína).

En lo que respecta a la procedencia de la droga indicó que, en el local nocturno de nombre “Bar de Willy”, una persona, de la que no tenía antecedentes, le entregó la droga. Al oficial se le realizó un Narcotest que confirmó la presencia de cocaína en su cuerpo.

LA IMPACTANTE DECLARACIÓN DEL CARABINERO RODRÍGUEZ  CIFUENTES

“Hace un año que conozco al Capitán Jaime Espinoza Barrios, con el cual simpatizamos y una vez hace más de 11 meses a la fecha me invitó a su departamento ubicado en El Bosque  con Rogel de Flor en la Comuna de Las Condes, para tomarnos unos tragos al cual fui con un colega de trabajo, en esa ocasión pasadas las 2:30 de la madrugada, el capitán Espinoza sacó droga al parecer cocaína y tiró dos rayas en la mesa de centro y luego la consumió”  “A fines de septiembre luego salí con el Capitán Espinoza y me llevó al departamento de un amigo de él que se ubica en Monjitas N° 310 Departamento 621 de Santiago Centro.

Al ingresar la departamento me presentaron a Fernando y luego de unos minutos llego Claudio quien al llegar saludo con un beso en la boca al capitán Espinoza. Antes dos ex capitanes Mauricio Mansilla y un hombre que lo llamaban “la Chepita” comenzaron a darse apasionados besos delante de todos.

Yo me ofusqué, ya que soy heterosexual y pedí que me fueran a llevar a la Escuela de Carabineros, durante la noche vi varias veces al Capitán Espinoza consumir drogas”  “El 9 de octubre del 2004 mi Capitán Espinoza compró drogas en una bomba ESSO, luego de eso nos fuimos a un bar de puros maricones y mi capitán Espinoza comenzó a besarse con su pareja el Claudio, yo manejaba porque mi Capitán iba curado y drogado”, “Mi capitán Espinoza le compró droga a un tal Donatelo, quien llegaba libremente a la oficina de mi capitán para vender cocaína”

RENUNCIAS

Frente  a estos graves hechos el capitán Espinoza decide renunciar a la institución, el día 28 de octubre del 2004 . También renuncia el carabinero Rodríguez Cifuentes

LA CORRUPCIÓN

El 1ero de Febrero del año 2006, en el decreto número 59, se modificó la causal de retiro del Capitán Espinoza a través de las conclusiones de la comisión médica.

Decreto: MODIFICASE el decreto (C) N°219 de 18 de octubre del 2004, del Ministerio de Defensa Nacional, que aceptó la renuncia al empleo, a contar desde igual data, al Capitán del Escalafón de Orden y Seguridad de Carabineros señor Espinoza Barrios, Jaime Alejandro (RUN 10.715.453-1) en el sentido que la causal de retiro del referido oficial, es en carácter de absoluto por Imposibilidad Física, AFECTADO DE UNA INVALIDEZ DE SEGUNDA CLASE, para todos los efectos legales y reglamentarios.

Además, el Capitán recibió una indemnización de siete millones trescientos siete mil ochocientos setenta y cinco pesos y  una pensión mensual, equivalente, a esa fecha, a 926.879 pesos.

Según fuentes consultadas, que solicitaron absoluta reserva, el ex capitán Espinoza Barrios, obtuvo este inusual  beneficio por mantener una relación sentimental con el hijo del General Director de la época.

Otros carabineros, en cambio,  han sido expulsados de la institución por su condición homosexual  y nunca recibieron un  beneficio similar.

APARECEN OTROS ARTISTAS CONOCIDOS – LAS INJUSTICIAS DE LA JUSTICIA MILITAR

La causa, ante la Justicia Militar, fue, extrañamente, sobreseída parcialmente, absolviendo al capitán Espinoza a pesar de las pruebas en contrario.

El favor lo realizó el juez del 2º  Juzgado Militar, con asiento en Santiago, a la época, el general de Ejército, Miguel Trincado Araneda, procesado por la operación  “retiro de televisores”, consistente en la exhumación ilegal de los cadáveres de las víctimas de la caravana de la muerte ( 26 ejecutados políticos en Calama) para lanzarlos al mar y conseguir así la impunidad de los responsables.

En este último episodio, estuvo involucrado el Ex Director General de Investigaciones , Arturo Herrera Verdugo, que fue acusado por los funcionarios Sandro Gaete y Abel Lizama, en  la causa tramitada por la jueza, Rosa María Pinto, de presionar para alterar el informe inculpatorio en contra de Trincado.

 DISCRIMINANDO AL PERSONAL

Esta información, sobre la pensión del capitán Espinoza,  se manejaba al interior de Carabineros , causando gran molestia entre el personal de nombramiento institucional. Esto por la grave discriminación que representaba.

Así, por ejemplo, está el caso del cabo Ricardo Hidaldo Iturrieta, reconocido como héroe por  los sucesos del río Teno del 2006, en donde estuvo a punto de perder la vida  por tratar de salvar a una persona indigente que se encontraba en medio del cauce.

A diferencia, de la facilidad con que se premió al capitán Espinoza,  el cabo Hidalgo, dio una larga lucha para que se le reconociera la pensión de segunda clase, a pesar de haber acreditado una invalidez médica y las humillaciones a la que fue expuesto, en Isla  Pascua, en donde los oficiales lo mandaban a  limpiar las letrinas.

Después de cuatro años,  gracias a la intervención y permanentes reclamos del Departamento de Derechos Humanos de la CUT, encarnados en la persona de su encargada, María Eugenia Puelma, se le reconoció el beneficio.

Fuente pnews.cl

Anuncios