Neurosis Cardíaca

La neurosis cardíaca (NC), astenia neurocirculatoria, “síndrome del corazón irritable” ó “corazón de soldado”, es una forma ó variedad de enfermedad cardiovascular funcional, que se caracteriza por presentar una serie de signos y síntomas clínicos (síndrome), que la asemejan a una verdadera cardiopatía orgánica; sin que exista en realidad, un auténtico sustrato patológico, que así la justifique.

Se manifiesta entre los 18 a 40 años de edad, con un ligero predominio del sexo femenino, vinculada con antecedentes hereditarios de padres ansiosos y complejos psicológicos durante la niñez y la adolescencia tales como, aprensión, miedo, responsabilidad ó celos excesivos y trastornos sexuales.

Desde el punto de vista fisiopatológico, se vincula con un estado de angustia y ansiedad, que provocaría un desequilibrio e hiperexcitación del sistema nervioso autónomo ó vegetativo simpático, en una personalidad predispuesta, basada en las características anteriormente descriptas.

Clínicamente, la NC se carateriza por palpitaciones (latidos fuertes, acelerados ó desordenados), dolores precordiales, suspiros ó disnea (falta de aire), fatigabilidad ó cansancio, mareos, lipotimias y/ó síncopes. Temblores, sudoración profusa, frialdad de las extremidades; con cambios de coloración de las mismas, y alteraciones del ritmo del pulso y de la presión arterial, son hallazgos frecuentes.

El exámen clínico minucioso de estos pacientes, sumado a los antecedentes anteriormente descriptos, y la ausencia de alteraciones en los exámenes complementarios de rutina, hacen presumir el diagnóstico y permiten diferenciar a este cuadro de una verdadera cardiopatía de naturaleza orgánica.-

Publicado por 

Fuente cardiologia-clinica-integral.blogspot.com

La neurosis cardíaca es el conjunto de trastornos cardíacos que transcurren con intensos síntomas subjetivos, sin substrato anatómico-patológico, es decir, trastornos cardíacos puramentes funcionales.

Por esta definición se hace depender el diagnóstico de neurosis cardíaca de la exclusión de alteraciones orgánicas del corazón, cuya ausencia no siempre logra establecerse con seguridad. La neurosis cardíaca se caracteriza por la intensa influencia de factores psíquicos.

Se observan trastornos cardíacos para los cuales la más minuciosa exploración no descubre fundamento orgánico, o bien se comprueban manifestaciones cardíacas insignificantes y trastornos subjetivos muy intensos.

Como el corazón está sometido por medio del sistema nervioso vegetativo a las variaciones del estado del ánimo y como el corazón emite impulsos de su actividad funcional alterada a los centros reguladores del mesencéfalo, se comprenden que los estados pasionales determinan trastornos cardíacos, y que un susto o el terror puedan determinar la muerte repentina, y, por otra parte, que un trastorno grave de la actividad cardíaca determine la sensación de muerte inminente.

Las manifestaciones clínicas de la neurosis cardíaca se agrupan en torno de la sensación de angustia.

Dominan las percepciones cardíacas y vasculares. La brusquedad de los “ataques” es interpretada por los enfermos como señal de su naturaleza peligrosa, creándose así un circulo vicioso que exacerba la crisis.

La angustia, localizada en la región precordial, la sensación de “vacio cardíaco”, de aniquilamiento, se apodera del enfermo, que nota las pulsaciones en las sienes, quedándose como muertos los brazos y las piernas; algunos pacientes describen accesos de opresión, análogos a los de la angina de pecho.

Estos “ataques” pueden complicarse con innumerables síntomas, por ejemplo, pesadez gástrica, eructos explosivos, espasmos intestinales, escotomas centelleantes, sensación de extremidades muertas, parestesias, cefaleas, vértigos, etc.

Junto a las manifestaciones vasculares se encuentran síntomas vegetativos que incluyen arritmia respiratoria, taquicardia, manos frías, palideces fugaces, espasmos esofágicos, hiperperistaltismo gastrointestinal, etc.

El tratamiento se refiere, más que a la neurosis cardíaca, a la personalidad nerviosa del enfermo. Estos pacientes ofrecen un brillante campo de acción a la influencia educadora del médico, influencia que, si así se prefiere, puede denominarse psicoterapia.

El tono del sistema nervioso vegetativo a veces se modifica mediante un cambio total del género de vida: cambio de profesión, cambio de residencia, práctica de ejercicios físicos, supresión de estimulantes innecesarios.

Fuente medicinafarmacologia.blogspot.com

Anuncios