Truvada, la pastilla para prevenir el VIH, no reemplaza a los preservativos

n un estudio de población en HSH (Hombres que tiene sexo con otros hombres) la pastillda disminuyó “el riesgo de contraer VIH en 44%”.

El infectólogo peruano Luis Cuéllar sostuvo en el matutino ‘Abre los ojos’ que Truvada“es un medicamento que tiene que ir acompañado con las demás medidas, como el uso de condón, tener el sexo más seguro…, de tal manera que tiene que tomar la pastilla”.

Resaltó que el fármaco estaría dirigido a las personas negativas no infectadas por el virus.

Pese a las expectativas sobre el medicamento, el experto sostuvo que no ha tenido un efecto positivo en mujeres.

“Los trabajos que sustentan la aprobación de la FDA fue realizada a una población en el que los hombres tienen sexos con otros hombres. El segundo trabajo es en parejas heterosexuales realizado en África. Pero el trabajo en mujeres no ha funcionado”, dijo.

Indicó que en un estudio de población en HSH (Hombres que tiene sexo con otros hombres) la pastillda disminuyó “el riesgo de contraer VIH en 44%”.

Truvada es un medicamento que debe ser usado junta con las otras medidas posibles para disminuir riesgo de contagio del virus.

El preservativo protege el 90%. Este es un medicamento que usamos para las personas que ya tienen el virus. Ahora se está planteando en usarlo en personas que no tiene el virus y que son de alto riesgo o se exponen a adquirir. Ellos integran la población HSH.  O poblaciones discordantes, integrados por hombres y mujeres que tiene, uno de ellos, el virus de VIH”, indicó Cuéllar.

EFECTOS SECUNDARIOS

Los estudios sobre Truvada se han hecho durante dos o años, y para los especialistas aún hay preguntas por responder: “¿Qué pasará cuando una persona tome 10 años o 15 años?”.

Cuéllar advirtió para el correcto uso de la pastilla hay que temer mayor información: “Lo otro es, por ejemplo, que tomo mi pastilla y tengo relaciones sexuales, y me acostumbro. Se ha visto en los estudios que la gente cumple con sus pastillas los dos primeros años y después esa adherencia va bajando. Es posible que la gente tome su pastilla y decida no usar condón. Debemos tener más información al respecto”.

Pidió a los potenciales clientes que no se fíen del medicamento. “Esto es solo una pastilla. Largo tiempo pueden tener consecuencias.  Este medicamento tiene que estar recetado. Pero sabemos también que los medicamentos pueden ser expendidos sin recetas”, comentó.

“Existe el riesgo de que los pacientes cero negativos tomen las pastillas, pueden infectarse y todavía no estar enterados de ello, y sigue tomando las pastillas (dos drogas, cuando la terapia son de tres) el virus puede generar resistencia y en sexos no protegidos diseminarse la cepas resistentes en un medicamento que todavía no se usa para tratamiento en Perú en forma masiva, por cuestión de costos”, advirtió.

http://www.larepublica.pe/18-07-2012/pastilla-truvada-no-reemplaza-los-preservativos-segun-infectologo

Anuncios