Amor outsider


Sin título

Nunca fui mujeriego, porque casi siempre estuve casado, desde los 18 años. Y junto con ser un poco tímido, pensé y pienso que al tener varias o muchas mujeres a la larga siempre uno hace sufrir a alguna.

Me gusta ganar, conquistar y triunfar en todos los aspectos, pero no hay honor en hacer sufrir a las personas y menos una mujer o los hijos que uno pudiese tener con ella.

Hace poco tiempo decidí intentar ser lo que comunmente se conoce como “mujeriego”; siempre quise serlo, pero de un modo distinto al prototipo habitual, sin prometer amor y ser lo más transparente posible.

Tomé esta decisión porque fracasé en todos mis intentos de tener una sola mujer, supongo que fue porque me apego mucho, tengo miedo a la pérdida, me pongo muy posesivo y las aburro, sin embargo al tener varias, esto no me sucede.

adictos_al_sexo_hipster_855785392_1024x683

Esta nueva forma de vida ayuda en mi confianza y en mi estado de ánimo, aunque me frustra un poco el que los que me conocen, no me consideran capaz y piensan que mis eventuales conquistas no se deben precisamente a mi capacidad de seducción.

Yo sé que no es así, porque es lo mismo que le dijeran a Messi o Cristiano que no son buenos para el fútbol, si no que sus rivales son malos o fáciles, sin embargo puedo garantizar que no es así. Simplemente no conocían esa faceta de mi y quizás les cuesta asimilarlo.

Uno siempre tiene su mujer favorita, que habitualmente es la que menos nos considera, no obstante opté ser realista, si no me quiere, probablemente hay diez más que sí lo harán y aunque lo ideal sería que el amor fuese mutuo, la vida no tiene mucho de ideal y hay que vivirla de la mejor manera posible, sin dañarse ni dañar a nadie en ningún aspecto.

Sé que le falto a Dios con esta manera de actuar y lo lamento, porque amo a mi creador y siempre fue un honor ser sacerdote y discípulo de su hijo Jesucristo, pero al fallecer mi madre, perder dos veces mi familia; mi poder como sacerdote y mi poder como hijo o creación de Dios no me fue suficiente para proteger lo que amo, ni obtener el amor que deseo y necesito.

Por lo tanto decidí actuar a mi modo, y esperar la piedad y misericordia de mi Dios y que como siempre, se haga su voluntad.

By Anonymous Sanctus

Imagen 1: www.canstockphoto.es

Imagen 2: www.glamour.es

Anuncios