Cómo enfrentar cuando los hijos se van

44

por 

Existen muchos factores por los cuales los hijos deciden irse: para formar una familia, independizarse, estudiar, entre otros muchos. ¿Cómo enfrentar ese momento?

  • Los padres sabemos que cuando nuestros hijos deciden irse es una “ley de vida”. Pensar que los hijos dejarán el hogar, nos parece un futuro muy lejano, pero muchas veces no sabemos cómo enfrentarlo, en especial si tu mundo gira alrededor de ellos. Existen muchos factores los cuales los hijos deciden irse: para formar una familia, independizarse, estudiar, entre otros muchos. Pero, en general, como padres no estamos preparados, mucho menos si son muy jóvenes o solo adolescentes.

    Como padres tenemos que apoyar sus decisiones sabiendo que nos provoca una tristeza enorme en el corazón. En ocasiones, nos causa depresión y nos sentimos solos, sin embargo, no es el fin del mundo. Tenemos que aprender a vivir con eso, y saber que se trata de algo que podemos superar, siguiendo los consejos adecuados. A continuación te sugiero algunas cosas que a mí me sirvieron mucho al enfrentar ese proceso:

  • 1. Aceptar que tu hijo es feliz y puede tomar sus decisiones

    En muchas ocasiones, los padres pensamos que nuestros hijos siempre van a ser nuestros bebés, pero llega la edad en que deben tomar decisiones y aprender que toda causa tiene una consecuencia. Es importante apoyarlos, para que ellos, y sobre todo tú, tengan un fuerte vínculo de comunicación que no se rompa; es mejor que se vayan felices, que enojados.

  • 2. Evita sentirte culpable

    No todas las decisiones que tomen tus hijos son culpa tuya; si están próximos a dejar el nido, implica que tienen madurez suficiente para elegir, y responsabilizarse de sus elecciones. Deja que tus hijos aprendan de sus errores o de sus triunfos. No siempre vas a estar ahí para ayudarlos, pero lo que sí puedes hacer es estar en comunicación para poderlos escuchar.

  • 3. Es excelente ocasión para reavivar el amor en pareja

    Recuerda que no solo tú estás triste, también está tu pareja. Es el mejor momento para recuperar ese lazo de amor que siempre los ha unido: realizar esas salidas al cine, desvelarse viendo la televisión, cenar como cuando eran novios, salir a caminar de la mano, irse a bailar, en fin, hay muchas ideas. Piensa en todas las ocasiones que no salías con tu pareja por cuidar a tus pequeños; ahora es el momento de realizarlas.

  • 4. Aprovecha el tiempo para realizar actividades diversas

    Leer, cocinar, realizar manualidades, salir a ejercitarse, desayunar con tus amigas, jugar juegos de mesa, ver tus programas favoritos, tejer, bordar, ¡en fin!. Estas son algunas ideas que te pueden ayudar.

  • 5. Piensa en viajar

    Es tiempo de ahorrar y planear viajes, sola o en compañía de tu pareja amada. Cortos o largos, en tu país o alrededor del mundo. ¿Quieres conocer algún lugar mágico? Es el mejor momento para conocer diferentes culturas y costumbres.

  • 6. Mantente en comunicación con tus hijos

    Llámales o visítalos, pero no los asfixies. Ellos tienen que aprender que tú siempre estarás con ellos para apoyarlos, pero ten presente que ya no viven contigo y ahora tienen su propio espacio.

  • 7. Enfócate en tus propias necesidades

    Si como yo, eres una madre esforzada y trabajadora, concéntrate en tu trabajo al 100%. Verás que lo disfrutas sin preocuparte por llegar a realizar la comida de tus hijos, o recogerlos de algún lugar. Notarás cómo tu tiempo es más tuyo, para disponer de él a tu voluntad, ¡incluso para levantarte tarde!

  • 8. Consigue una mascota

    Peces, tortugas, perros, gatos, las mascotas son, en general, maravillosos compañeros. Además, si los adoptas de la calles o los rescatas, ¡te sentirás mucho mejor!

    Si en vez de disfrutar esta etapa, sientes dolor y depresión, busca ayuda de inmediato. Seguro podrás encontrar la tranquilidad y aprenderás que tú eres muy importante y valiosa, que realizaste el mejor logro y estarás orgullosa de ti por haber criado excelentes hijos que saben tomar sus decisiones y ser independientes. Recuerda que lo más importante es tu salud y felicidad, siéntete orgullosa de ti. Por el solo hecho de ser madre, tienes una gran bendición. Demuéstrale a tus hijos que tú continuas con tu vida y que esperas que ellos hagan lo mismo, sin olvidar que eres totalmente incondicional para ellos.

Anuncios