Jalisco: Necesita legislación en la donación de órganos

donacion-organo-600x330

La donación de órganos en México es un tema que esta en proceso de aceptación cultural entre la sociedad, en el proceso de donación existen varios aspectos médicos, sociales, psicológicos, tanatológicos, legales, y otros más; dichos procesos se unen estas disciplinas para un solo fin, salvar una vida.

La donación de órganos y tejidos es dar algo de si mismo a otros, y esto sólo es posible con la aprobación de las personas que están dispuestas a donar a quien espera pacientemente la oportunidad, a esta causa se han sumado en el estado de Jalisco, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) que propone homologar el capítulo de donación de la Ley Estatal de Salud con la legislación general en la materia para establecer que la donación de órganos y tejidos sea de forma tácita en la entidad, esto es, una persona es candidata a donar si no manifiesta su negativa por escrito.

En un estudio realizado por la Secretaria de Salud de Jalisco señalo que por cada donante, ocho pacientes pueden salvar su vida, donando sus órganos vitales (corazón, pulmones, riñones, hígado, páncreas e intestinos), además de mejorar la calidad de vida a más de un centenar de personas a través de la donación de tejidos (corneas, huesos, piel, ligamentos, tendones y fascias musculares).

En el territorio jalisciense se estima que fallecen 100 personas, el 60 por ciento son de la Zona Metropolitana de Guadalajara, quienes podrían dar una esperanza de vida a un paciente que está en lista de espera. Hoy en día a la fecha hay cuatro mil 300 personas que aguardan por un riñón, tejido corneal, hígado y corazón.

Por lo que Luis Arturo Olvera Regin Abogado pasante por la Universidad de Guadalajara hace un llamado a las Barras de Abogados, al Congreso del Estado a poder homologar la Ley de Salud del estado de Jalisco, aumentar la cultura de la donación de órganos y asi de esta manera poder disminuir el número de pacientes que se encuentra en lista de espera.

“Que la gente sepa que por Ley los mexicanos somos donadores tácitos, lo que se pretende con esta modificación es nada más generar ese sentimiento de gratitud a la vida, se acepte como un donador al paciente que fallece dependiendo de los tipos de muerte, si el corazón sigue latiendo después de muerte cerebral para la obtención de un corazón o de un hígado”.

En caso de que una persona fallezca y la familia con 10 integrantes y sólo uno esté en desacuerdo en la donación de algún órgano o tejido del familiar difunto, el proceso se detiene.

Por Luis Arturo Olvera Regin

Imagen: radio.uchile.cl