Personalidades difíciles, ¿te identificas con alguna?

Cada día, descubrimos nuevas personalidades con las que debemos lidiar aunque no queramos. En algunas ocasiones, las personas de nuestro alrededor resulta que sontóxicas y nosotros debemos decidir entre apartarnos o, en su defecto, ser fuertes y no dejarnos afectar por ellas.

“Las personas de carácter simple, sin complicaciones, son difíciles de entender”

-Hugo von Hofmannsthal-

Hoy descubriremos más personalidades difíciles, con las que nos cuesta empatizar. Por ejemplo, quién no ha conocido a alguien hostil en su vida, o la típica persona que se queja por todo, y qué decir de aquellos que nos dan constantemente la razón.

Quizás te identifiques con alguna de estas personalidades que a continuación descubrirás. O, a lo mejor, te has visto afectado por una persona de las siguientes características. Sea como fuere, lo importante es ser conscientes de ello.

Hoy descubriremos más personalidades difíciles, con las que nos cuesta empatizar. Por ejemplo, quién no ha conocido a alguien hostil en su vida, o la típica persona que se queja por todo, y qué decir de aquellos que nos dan constantemente la razón.

Quizás te identifiques con alguna de estas personalidades que a continuación descubrirás. O, a lo mejor, te has visto afectado por una persona de las siguientes características. Sea como fuere, lo importante es ser conscientes de ello.

Yo lo sé todo

Seguro que siempre, en el trabajo o en el colegio, has conocido al típico “sabelotodo” que aún por encima alardeaba de su facilidad para salir de cualquier problema airoso. En este tipo nos podemos encontrar con dos tipos de personas que lo saben o creen saberlo todo.

La primera de ellas, es aquella que o no sabe nada o sabe lo justo, pero sus pretensiones y su actitud es la de ser el más listo de todos.

La segunda de estas personas, es la que realmente es muy inteligente y sabe de todo o casi todo. Pero, su afán por ser mejor que los demás, la vuelve egoísta.

Si has sido víctima de las personas “sabelotodo”, sabrás que tienen la costumbre de señalar los errores de los demás. Además, les gusta tener siempre la razón y buscan, continuamente, la aprobación del resto.

Esta actitud hace que, en muchas ocasiones, se muestren ridículos aunque seguros. Pero, esta seguridad se ve cuestionada por la obsesión de llamar la atención.

Además, las personas suelen apartarse de este tipo de personas debido a que se sienten humilladas por los errores que los “sabelotodo” les señalan.

Nada me sale bien

Otro tipo de personalidades difíciles son las personas que siempre lo ven todo negro. Esas que nunca ven el lado positivo de las cosas, sino tan solo los obstáculos y barreras que se muestran en su camino.

Las personas pesimistas suelen mostrar un carácter enfadado. Puede que algunas veces estén desalentadas o tristes, pero lo normal es que parezca que están en un continuo estado de enfado con el mundo que los rodea.

s muy importante no dejarse llevar por este tipo de personalidad que nos puede sumir en un profundo desasosiego y tristeza, llevándonos a ver todo también con ojos negativos.

“Dejemos el pesimismo para tiempos mejores”

-Pitágoras-

Si ya has sido tocado y te ves hundido en el pesimismo, rodéate de aquellas personas cuyo positivismo no para de aflorar. Solo así lograrás ver algo de luz entre tanta oscuridad.

Ser o no ser, esa es la cuestión

Te consideras una persona indecisa? Pues, probablemente, te encuadres dentro de la personalidad a la que le cuesta terriblemente tomar decisiones.

Los indecisos son personas muy reflexivas, pero con mucho miedo a arriesgarse hasta que no les queda otra. Las dudas siempre les persiguen, evitando que se sientan seguros de las elecciones que tengan que hacer en su vida.

Si eres de los que siempre se quedan callados por miedo a que tus opiniones se vean contrariadas, o siempre estás dudando en todos los ámbitos de tu vida, probablemente seas una de estas personas indecisas.

“No hay pesar más desgraciado que la costumbre de permanecer indeciso”

-William James-

Esto puede provocar que no se pueda contar contigo para determinadas cosas, ya que nunca se sabrá si lo que dices lo piensas realmente, si estás seguro de ello o si tus dudas te llevan a optar por lo que la mayoría está diciendo.

¿Conoces alguna personalidad difícil más? ¿Qué piensas sobre todas estas? Lidiar con ellas o ser así nosotros mismos tiene sus cosas buenas, pero también sus cosas malas. Lo importante es saber diferenciarlas y ser conscientes de cómo nos afectan.

Fuente: lamenteesmaravillosa.com

Anuncios