El libro que Hitler quería para dominar el mundo

Existe un testamento del rey Salomón que, según la tradición, habría llegado hasta nuestros días a través de una sucesión de rabinos. Se trata de un poderoso conjuro, que Hitler buscó a toda costa.

Según se cree, entre muchas otras virtudes, Salomón llegó a poseer un acabado conocimiento de las ciencias espirituales más elevadas. A través de su hijo, Roboam, y más tarde por intermedio de una sucesión de importantes rabinos, su legado trascendió hasta nuestros días bajo el nombre de Las Clavículas de Salomón.

La tradición cuenta que llegó a existir un libro, hecho de corteza de cedro, donde cada uno de los pentáculos que lo compone fue grabado, en caracteres hebreos, sobre planchas de cobre. Se trata del libro más buscado por los ocultistas de todos los tiempos.

El mismísimo Adolf Hitler habría perseguido este baluarte de las ciencias ocultas, convencido de que era la llave para dominar el mundo. Es que, según narra el erudito Nicetas Choniates, quien posea el testamento de Salomón poseerá el mundo.

Existe un manuscrito de las clavículas, en la Biblioteca Nacional de París, que detalla los métodos para comunicarse con entidades superiores. En su gran mayoría, el texto está compuesto por grabados geométricos, afines a un determinado tipo de ritual, similares a los mándalas budistas.

Fuente: demonologia.net

Vía: tuhistory.com

Anuncios