Falta de deseo sexual masculino: ¿Cuáles son sus causas?

falta-de-deseo-sexual-hombres-456

La falta de deseo sexual ya dejó de ser un tema de mujeres. Si antes ellas eran las que consultaban, hoy son ellos los que están llegando a exponer el mismo problema.

El doctor Rodolfo Rosenfeld, urólogo de Clínica Las Condes, dice que han aumentado los hombres que expresan esta situación: “La principal razón de este aumento es porque ahora se están atreviendo más a consultar, no es que sean más casos nuevos, lo que pasa es que antes ni siquiera preguntaban”.

Un segundo factor que explica esta situación es la expectativa de vida activa que tienen: “La expectativa de vida para el hombre hoy en Chile es de 76 años y en su quinta década, edad en la que hay más consultas, sigue estando muy activo y le preocupa cuando a veces disminuye su deseo sexual”.

Razones por las que pueden faltar las ganas de tener sexo son varias y, por lo mismo, no existe una única receta o tratamiento. “Cada caso es particular. La falta de deseo es multifactorial. No se puede culpar a una sola cosa, por eso es fundamental la conversación con el hombre que consulta y también con su pareja”, explica el doctor Rosenfeld.

Junto con descartar que esa falta de deseo se deba a cuestiones orgánicas, a la segunda o tercera consulta también se cita a la pareja para ver de qué manera puede contribuir a la solución del problema. “Lo primero que hay que hacer es buscar la o las causas.

A veces con pequeñas recomendaciones y cambios conductuales, el deseo vuelve. Otras, se puede ayudar con algunos medicamentos, pero no hay un único tratamiento mágico”, detalla.

En los hombres más jóvenes la falta de deseo puede estar relacionada con el estrés: “Estar cansado no es una razón para no tener relaciones sexuales, es más bien una excusa. Sí puede ser motivo el estrés que termina llevando al hombre a un círculo vicioso, porque el estrés baja la libido y no consigue una erección y se frustra.

En esas circunstancias, cada intento de tener una relación sexual termina siendo un examen, una prueba y con eso se pierde soltura y espontaneidad. Si no aprueba, ya no quiere intentar tener otra relación sexual porque cree que no podrá de nuevo, y así sigue”. En algunos casos, el salir un tiempo de vacaciones o bajar la carga de trabajo puede funcionar muy bien.

Causas orgánicas

Otras veces, la disminución del deseo está relacionada con una disfunción eréctil. Hombres diabéticos, con problemas vasculares o endocrinológicos (hormonales) pueden tener problemas para mantener una erección y tener una relación sexual satisfactoria. “Si el deseo sexual va y vuelve o mejora con el estímulo y retorna, puede ser solo eso, una falta de deseo temporal. Pero si persiste es necesario descartar otras causas”, comenta este urólogo.

El uso de drogas ilícitas y algunos medicamentos también pueden afectarlos: “Las personas que están en tratamiento por alguna patología psiquiátrica pueden tener falta de interés en su pareja y dificultades en la erección, pero terminado el tratamiento, vuelve todo a la normalidad”.

Fuente: clc.cl