Sueño y cansancio excesivo

¿Te sientes agotado mientras realizas tus labores? ¿Te da sueño en distintas horas del día? ¿No tienes mucho ánimo ni humor para levantarte en la mañana? Muchas personas en la actualidad suelen padecer cansancio y sueño de una forma severa, y aunque tienen disposición por realizar sus tareas, el cansancio y el sueño no las deja en paz.

Lo peor de todo es que muchas personas, aunque estén agotadas, no logran dormir bien en las noches, tiene un sueño intranquilo lo cual empeora todo su cuadro de agotamiento.

Si este es tu caso, no dudes en observar lo que te ocurre. Últimamente son más las personas que están padeciendo este tipo de efecto el cual, aunque no es una enfermedad severa, si son mensajes del cuerpo que avisan de posibles deficiencias que son necesario atender cuanto antes.

¿A qué se debe el cansancio y sueño excesivo?

Las causas pueden ser varias, así que revisa detenidamente cada una de ellas para que localices cuál puede ser, aunque a veces se mezclan dos o más causas:

  • Estrés mental excesivo: ponerte muchas metas, trabajar demasiado, exigirte y autocriticarte con frecuencia son una de las principales causas del sueño y el cansancio excesivo. ¿Por qué? Porque cuando estas tenso, presionado o angustiado, tus músculos, aunque no lo notes, se ponen muy tensos. Tú quizá no lo sientas en el momento, pero si esta tensión persiste, a la larga el músculo se agotara, por lo que pedirá descanso a cada hora del día.
  • Mala nutrición: si tu dieta no es de calidad suficiente, y está basada en comida chatarra, procesados, azucares y harinas refinadas, te sentirás con el tiempo terriblemente cansado y agotado, lo cual puede ser un aviso de deficiencias en minerales o vitaminas. También beber poca agua natural durante el dia provoca cansancio.
  • Guardarte emociones y no hacer consciencia de lo que te molesta o hace sentir mal, o un dolor emocional no resuelto,provocará que tus ganas de vivir y hacer cosas se empiecen a agotar, es como “apagarte” un rato del mundo porque hay algo “que te pesa” dentro. Si no te duermes y fuerzas a hacer cosas, podrá dolerte la cabeza, por ejemplo.
  • No estar haciendo lo que verdaderamente amas puede provocar en ti un fastidio interior tan fuerte que simplemente “ya no deseas” seguir o se te “acabó la gasolina”.

¿Qué hacer?

Si has localizado la causa, entonces será más fácil ponerle remedio a tu cansado ánimo.

Por ejemplo, si has notado que no comes muy bien, o que comes deprisa, y no incluyes alimentos saludables, entonces es necesario que pongas atención en tu dieta, ya que tu estado ánimo puede ser un aviso de posible y/o futura anemia.

Dieta anti-cansancio: debes cerciorarte de no abusar (o incluso evitar) del azúcar blanca ni de los productos refinados, chatarra y embutidos. Incluye un jugo de vegetales frescos al día para que tus células estén bien nutridas, escoge dos o tres vegetales donde incluyas a menudo la zanahoria que es muy nutritiva, y combina tus jugos con alfalfa, remolacha, apio, espinaca, alga espirulina, clorofila, etc.

Los alimentos muy cocinados tampoco son convenientes, así que debes tratar de hacer tu dieta más cruda y no abusar de las proteínas animales, sobre todo eliminar las carnes rojas y la leche de vaca. Debes aumentar la toma de agua,, beber al menso dos litros cada día.

Cansancio excesivo por estrés:

Si notas que tas muy estresado, entonces indudablemente necesitas evitar el consumo de azucares y harinas refinadas y prometerte hacer actividad física al menso 30 minutos al día para desahogar tensiones del cuerpo.

Es necesario que, aunque tengas mucho trabajo, no te pierdas de vista, recuerda que de nada sirve la vida si sólo te dedicas a pagar, comprar y andar de prisa. Relájate, haz ejercicios de respiración durante el día y prométete ir más despacio. Bebe infusiones de hierbabuena, anís y/o pasiflora para relajarte y date al día al menso 30 minutos diarios para pensar en cómo podrías hacer de tu vida algo más tranquilo y disfrutable.

Dolor emocional:

Muchas veces guardamos, como alcancías, experiencia de rechazo, falta de valor o consideración, reprobación y critica que nos causan dolor. Si no las vas desahogando, o intentas decirte o convencerte de que “ya no te afectan”, cuando sabes que si, entonces estas emociones se acumularan hasta que te hagan sentir tan pesada que solo quieras dormirte o no hacer nada más, como una forma de evadir lo que no quieres o te atreves a sentir. Asi que es importante que aprendas a sentri lo que sientes sin juzgarlo, que llores lo que necesite ser llorado y que expreses aunque sea de forma escrita lo que de duele o ha dolido.

¿Haces lo que realmente amas?

Porque si no es así, entonces, el cuerpo irá poniendo un freno lentamente y este puede ser por medio del sueño y el cansancio. Así que pregúntate a menudo si realmente estás donde te gustaría estar o si no estás aguantando situaciones que no te agradan solo porque tienes que hacerlo, o porque no confías en que puedas encontrar lo que realmente o buscas, o simplemente no te atreves a aventurarte en un nuevo ciclo de tu vida.

Recuerda que tu corazón es la brújula de tu vida, si no estás realmente entusiasmado con lo que haces, tu corazón se aburrirá o no querrá hacer más lo que hace. Y este aviso puede ser por medio del cansancio o el sueño excesivo. Una pregunta que te puede ayudar es: Si tuviese todo el apoyo que requiero… ¿Qué estaría haciendo en este momento?. Y entonces te darás una idea hacia donde te está empujando tu corazón.

Todo esto también se aplica en los jóvenes, cuando se sienten desorientados o muy criticados, este puede ser un mecanismo de defensa, aunque también cuando se es adolescente el sueño y el cansancio son hasta cierto punto normales, es una forma en el que el joven se relaja ante la gran variedad de cambios a los que se enfrentan.

Fuente: biomanantial.com

Anuncios