¡La Tierra debe ser alertada! Las últimas palabras de una astronauta antes de perder el conocimiento

Claudie Haigneré fue la primera mujer europea en visitar el espacio exterior. Tras su viaje a la Estación Espacial Internacional (ISS), dedicó su carrera científica a la investigación, primero para el gobierno francés y luego en el campo privado.

En 2008, mientras trabajaba en un laboratorio de biología en el Instituto Pasteur de París, Haigneré sufrió un colapso nervioso que culminó en un intento de suicidio. Antes de desplomarse por la sobredosis de psicofármacos, la científica gritó: “¡La Tierra debe ser alertada!”; desde entonces su nombre se asocia a numerosas teorías conspirativas.

Aunque Claudie afirma que sus palabras fueron causadas por un exceso de estrés, en internet circulan varias hipótesis que la vinculan con una compleja trama de ocultamiento alien.

Según estas versiones, la investigadora estaba analizando diversas muestras de ADN extraterrestre en el momento de la crisis. Los amantes de la conspiración afirman que el incendio del laboratorio donde se efectuaban los experimentos, y la destrucción de todas las muestras que había en él, prueban que el complot involucra a varios sectores privados y gubernamentales.

Fuente tuhistory.com

Anuncios