En tercera guerra mundial, morirían el primer día todos los que viven en el hemisferio norte

“Un par de bombas nucleares bastarían para destruir la economía, pues todos los mercados bursátiles caerían en picada, e Internet”, dice Greg Mello, director ejecutivo de Los Alamos Study Group, citado por Inquisitr.

El experto dice que incluso si fueran blancos más pequeños los atacados en EE. UU., sería suficiente para borrar del mapa un cuarto del país: “Una guerra nuclear significa un invierno nuclear.

Significa el colapso de cada frágil sistema electrónico, financiero, gubernamental y administrativo que nos mantiene con vida. De hecho, seríamos muy afortunados de despertar como a principios del siglo XIX”, dice el experto.

En el mejor de los casos, dice el especialista, todos los afectados en amplias zonas del planeta quedarían ciegos, pues la capa de ozono que protege al planeta de los rayos ultravioleta del Sol colapsaría. También se extinguiría gran parte de la población de mamíferos y vegetación.

Es tal el nivel de tensión, que países como Japón ya están haciendo simulacros de evacuación y preparan refugios subterráneos con alimentos, agua, purificadores de aire y aislamiento contra la radicación, reporta la revista Newsweek.

Por su parte, un artículo de Business Insider explica que ante un ataque de EE. UU., Corea del Norte podría reaccionar mediante el secuestro de ciudadanos estadounidenses en Corea del Sur, o con misiles dirigidos a Seúl, más que atacar directamente territorio estadounidense.

Fuente Pulzo

Vía elciudadano.cl

 

Anuncios