¿Es normal dormir 20 horas seguidas?

El Síndrome de Kleine-levin: Dormir hasta 20 horas seguidas.

El síndrome de Kleine-Levin es un trastorno médico complejo que causa períodos recurrentes de somnolencia excesiva (hipersomnia) y dormir hasta 20 horas por día.

 

Los síntomas pueden durar de días a semanas, incluyen la ingesta excesiva de alimentos, falta de energía, desorientación, irritabilidad y sensibilidad al ruido.

Principalmente los adolescentes son las víctimas de este trastorno.

Las personas afectadas son normales entre episodios, aunque la depresión y la amnesia se pueden notar en el momento, después de un ataque.

Pueden pasar semanas o más antes de que los síntomas reaparezcan. El inicio y final de cada ataque no son generalmente consistentes y pueden ser más rápidos o graduales. A menudo hay confusión al despertar.

Causas del síndrome de Kleine-Levin

Los síntomas del síndrome de Kleine-Levin pueden estar relacionados con el mal funcionamiento del hipotálamo, la parte del cerebro que regula el apetito y el sueño.

El inicio y el final de cada ataque no son generalmente consistentes y pueden ser más rápidos o graduales. A menudo hay confusión al despertar.

El síndrome de Kleine-Levin también está conectado con el comer compulsivamente, los cambios de personalidad, y la falta de inhibición sexual. Puede ocurrir que al comer en exceso compulsivamente se aumente de peso rápidamente.

Aunque no se conoce la causa exacta del síndrome de Kleine-Levin, en algunos casos, este síndrome ha sido precedido por fiebre, tensión, o a la exposición excesiva a la luz solar. El inicio de este síndrome suele ser impulsivo.

Diagnóstico del síndrome de Kleine-Levin

Las perturbaciones en el sueño pueden estar asociadas con una serie de condiciones físicas y psiquiátricas. La evaluación por lo general incluye la búsqueda de factores contribuyentes, incluyendo una historia detallada del consumo de drogas actuales y/o anteriores.

La persona puede ser transferida a varios especialistas, incluyendo un neurólogo y un psiquiatra. El psiquiatra buscará problemas de comportamiento subyacentes. El neurólogo realizará una evaluación del sistema nervioso para descartar anormalidades estructurales del cerebro.

Tratamiento del síndrome de Kleine-Levin

Debido a que la causa del síndrome es desconocida, no existe un tratamiento ideal para el síndrome de Kleine-Levin.

Los estimulantes, que estimulan el sistema nervioso central, tales como metilfenidato, anfetaminas y modafinilo, administrado por vía oral, se utilizan para reducir la frecuencia y la severidad de los ataques y también se utilizan para tratar la somnolencia.

El litio y la carbamazepina pueden prescribir debido a las similitudes entre el síndrome de Kleine-Levin y ciertos trastornos del estado de ánimo. Las respuestas al tratamiento han sido a menudo inadecuadas.

Este trastorno debe diferenciarse de la reaparición cíclica de la somnolencia durante el período premenstrual en las adolescentes que pueden ser controladas con pastillas anticonceptivas.

Fuente tomasalud.com

Imagen El Confidencial

Anuncios