Misantropía: ¿Qué Significa para la Psicología y Psiquiatría?

La misantropía es una actitud psicológica y también social, caracterizada por la aversión hacia la especie humana.

No es que se deteste a personas concretas, sino que realmente se odian las características de la esencia humana, como puede ser el individualismo, la inconformidad permanente, la intolerancia, entre muchas otras.

La misantropía puede ser ligera o muy marcada, y también puede manifestarse de diferentes maneras, desde la crítica social en las formas más inofensivas, hasta la destrucción o la autodestrucción, en las formas más peligrosas.

En los casos extremos, la misantropía puede conducir al asesinato. Un ejemplo de ello es el de Carl Panzram, quien asesinó a más de 20 personas en Estados Unidos. Cuando fue apresado y encerrado en la cárcel de Washington DC, en el año 1922, declaró:

Odio a toda la raza humana. Disfruto asesinando personas”. Una frase escalofriante, ¿no es cierto?

He aquí otro ejemplo, más reciente, que seguramente recordarás. En el año 1999 un grupo de asesinos ingresaron al Instituto Columbine, mataron a 13 personas y luego se suicidaron. En sus diarios hacían referencia al odio que sentían hacia la especie humana.

Pero no es necesario tener pensamientos o sentimientos tan extremos para que aparezcan rasgos de misantropía.

Para que comprendas mejor qué es la misantropía, piensa en esta situación:

Has tenido un día malo, tu jefe te ha gritado en el trabajo, has tenido que atender quejas de muchos clientes, quienes han sido bastante groseros al expresar su disconformidad, y para colmo de males, discutes con otros conductores en medio de un embotellamiento del tráfico o te tratan descortésmente en el autobús.

Cuando finalmente llegas a tu hogar, te llama un amigo y te invita a salir para cenar fuera.

¿Qué le contestas?

Que lo último que querrías hacer hoy es salir y ver más gente. Simplemente deseas estar solo, en casa, en paz, sin ningún otro humano cerca.

Por supuesto, este sentimiento es el resultado de situaciones concretas que te tocó vivir ese día en particular. Seguramente todas las personas han vivido días como este y se han sentido de esta manera, incluso tú, por supuesto.

Pero en las personas con misantropía, este sentimiento de desagrado o desdén por la especie humana es permanente. Por eso, las personas que tienen sentimientos de misantropía muy marcados, pueden encontrar dificultades serias para vivir en sociedad, o incluso para aceptarse a sí mismos.

Si bien la misantropía no es un considerada un trastorno o enfermedad mental (al menos no en los casos leves), puede causar estrés emocional o ser un síntoma de una enfermedad psiquiátrica subyacente.

Cómo saber si realmente tienes sentimientos de misantropía

Como decíamos en la sección anterior, todos tenemos, al menos en algún momento, sentimientos negativos o pesimistas respecto de nuestros congéneres.

Pero la misantropía es más que esto, se trata de un profundo desprecio por la especie humana en general.

Para que veas un ejemplo claro de cómo piensa un misántropo, fíjate en lo siguiente:

Estás mirando las noticias en la TV y la sección policial está llena de historias terribles de guerras, asesinatos y adicción a las drogas. Sin embargo, piensas que solo se trata de hechos aislados que los medios se empeñan en destacar.

Pero un misántropo piensa otra cosa. Cree que estos hechos son evidencias claras, pruebas irrefutables que demuestran que todos los humanos tienen comportamientos despreciables, egoístas, peligrosos. En resumen, la humanidad realmente apesta.

Estos pensamientos y sentimientos pueden hacer que el misántropo evite el contacto con otras personas en todas las situaciones que le es posible, provocando su propio asilamiento social.

Entonces comienza una especie de círculo vicioso: el misántropo está convencido de que no hay ninguna actitud positiva, nada agradable en los humanos, y al aislarse no tiene oportunidad de tener experiencias positivas en contacto con otras personas, lo cual alimenta sus sentimientos de misantropía.

De todas maneras es importante señalar que un misántropo, siempre que su misantropía no sea muy marcada, puede tener una relación bastante normal con personas cercanas.

Por ejemplo, tú mismo puedes tener sentimientos de aversión hacia la humanidad en general pero al mismo tiempo, también tener una buena relación con tu pareja o con determinados amigos.

En un misántropo también hay un componente de miedo que posiblemente cause estos sentimientos.

Si al leer el diario te fijas en las noticias sobre guerras, asesinatos, corrupción política y fraude y eres misántropo, seguramente pensarás que la especie humana está perdida debido a sus espantosas características, pero estos pensamientos de aversión también tienen que ver con el miedo que te provocan estas situaciones.

¿Cómo saber entonces si tienes misantropía?

Pues fíjate en las conductas descritas a continuación y en el test de misantropía que aparece más abajo.

Un misántropo en general no confía en la gente, trata de evitar situaciones sociales, elude reuniones y sitios concurridos. Probablemente justifique su comportamiento diciendo que, entre otras cosas, las personas tienen conductas peligrosas y que al salir y tener contacto con ellas, podrían provocarles algún tipo de daño.

El misántropo muchas veces se cree superior al resto de la sociedad. Su lenguaje suele ser sarcástico, algunas veces tienen buenos conocimientos en filosofía, buen nivel intelectual, son aficionados a la lectura.

No se sienten cómodos siguiendo reglas sociales, no les preocupa su aspecto físico y no desean cambiar.

Además de la aversión hacia la especie humana, la definición de misantropía es bastante vaga y posiblemente, difícil de identificar. Es más: existen diversas teorías sobre qué es misantropía y cuáles son sus posibles causas.

Pero de todas formas, si contestas las siguientes preguntas (con sí o no) podrás tener una idea de cuán misántropo eres.

Estás convencido de que:

  1. La mayoría de las personas mentirían para conseguir lo que desean.

  2. Con frecuencia, cuando intentas ayudar a alguien, tus intenciones se malinterpretan y terminas metido en un lío.

  3. A la mayoría de las personas les molesta tener que ayudar a otros, aunque no lo dicen.

  4. Si la mayoría de las personas son honradas, es por miedo a que los descubran.

  5. Los jefes en general reciben todo el crédito cuando las cosas salen bien en el trabajo, y cuando hay errores, la responsabilidad siempre recae en los subordinados.

  6. Cuando una persona es amable conmigo, inmediatamente me pregunto qué favor va a pedirme o cuáles serán sus verdaderas intenciones.

  7. Muchas personas tienen una conducta sexual reprobable.

  8. La mayoría de las personas engañan a sus parejas.

  9. En general, todo el mundo exagera sus problemas para conseguir el apoyo, la ayuda, la compasión o incluso la simpatía de los demás.

  10. A menudo, los que se supone que son expertos en determinada materia, resulta que no saben más que yo.

Si has respondido afirmativamente a cuatro o más de estas preguntas, parece que tienes un cierto grado de misantropía.

Correlación entre misantropía y enfermedades mentales

Las personas que tienen pensamientos misantrópicos tienen también mayor riesgo de desarrollar demencia, según una investigación realizada por la Universidad de Finlandia, cuyos resultados fueron publicados recientemente.

En el marco de ese estudio, a un grupo de personas se le realizó un test psicológico utilizado habitualmente para medir el grado de misantropía o cinismo, preguntándole a cada persona qué tan de acuerdo está con frases tales como “la mayoría de las personas mienten” o “lo mejor es no confiar en nadie”.

A estas mismas personas se les realizó una prueba para detectar demencia, ocho años después. Pues resulta que los que tuvieron mayor grado de misantropía, también desarrollaron más síntomas de deterioro cognitivo y demencia.

Los investigadores concluyeron entonces que existe una correlación entre la misantropía y ciertas enfermedades mentales, aunque no se puede decir que la misantropía sea la causa de estos trastornos.

Otros estudios también muestran una relación entre la misantropía y otras afecciones. Por ejemplo, en 2009 una investigación realizada sobre un grupo de mujeres relacionó el cinismo con mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y cáncer.

En resumen, la misantropía tal vez tenga, a largo plazo, un efecto muy negativo sobre tu salud. Al mismo tiempo, es muy difícil cambiar los rasgos de tu personalidad.

Entonces te estarás preguntando qué puedes hacer al respecto.

Bueno, los expertos dicen que lo mejor es mantener un estilo de vida saludable (no fumar, hacer ejercicio y alimentarse de manera equilibrada) y asegurarte de ver a tus amigos de vez en cuando.

Frases de misántropos

Estas frases son reales, dichas o escritas por personas misántropas, alguna de ellas, bastante conocidas. Puedes googlear sus nombres si quieres saber más sobre ellos.

No odio a las personas… solo me siento mejor cuando estoy lejos de ellas” – Charles Bukowski.

“Siempre crees que eres el único en el mundo, que todos los demás se aman, pero no es así. A la mayoría de la gente no le agradan mucho las otras personas. Y esto vale para los amigos también”. 
– Miranda July.

Creo que hay una característica común a toda la humanidad. Todos apestamos” – Bill Hicks.

Odio la humanidad, creo que soy uno de los mejores y sé cuán malo soy” – Samuel Johnson.

Me llamas misántropo porque evito el contacto social. Te equivocas, amo la sociedad. Así que para no odiar a las personas, debo evitar su compañía” – Caspar David Friedrich.

¿Qué es el hombre? Una miserable y pequeño montón de secretos” – André Malraux.

“… la verdad es que me desagradan la mayoría de los hombres, tanto como me desagradan las mujeres. Soy un misántropo igualitario.” – Andrew
Davidson.

¿Alguna vez has tenido la sensación de que el mundo está lleno de bastardos? Yo sí. Lo que quisiera saber es qué sucederá cuando los bastardos ya no tengan a quien perjudicar. Qué sucederá cuando todo lo que quede en el mundo sean bastardos. La regla de oro. Perjudica a otros antes de que te perjudiquen a ti.” – William Hoffman.

¿Te sentiste identificado con alguna de estas frases? Si es así, bienvenido al mundo de la misantropía.

Misántropos famosos

A lo largo de la historia han aparecido muchos misántropos famosos, muchos de ellos fueron filósofos o escritores conocidos, y también personajes protagonistas de obras literarias o series de TV conocidas a nivel internacional.

Por ejemplo, Arthur Schopenhauer fue un filósofo alemán que afirmaba que “la especie humana no es más que un error”. 

Sin embargo, también decía que “el trato ético hacia los demás es la mejor actitud, pues todos sufrimos y somos parte de esta misma voluntad de vivir”. Schopenhauer también se atrevió a mostrar una visión comprensiva del suicido, cuando en su época ere un tema tabú.

José Ortega y Gasset fue un filósofo y escritor español que si bien no puede decirse que fuera propiamente misántropo, en su obra “La rebelión de las masas” abiertamente declara que “esa costumbre de hablar a la humanidad, que es la forma más sublime y despreciable de la democracia, fue adoptada hacia 1750 por intelectuales descarriados, ignorantes de sus propios límites…”

Friedrich Nietszche, filósofo alemán, también fue conocido por su desprecio hacia el humano, el cual se reflejaba en sus pensamientos y obras.

Y dando un gran salto en la historia, hablemos de Dr. House, el personaje interpretado por Hugh Laurie en la famosa serie televisiva. Pues bien, este doctor es una representación bastante realista de la misantropía.

Si seguiste los capítulos de la serie, seguro recordarás que Dr. House es un tipo bastante asilado socialmente, porque piensa que todas las personas mienten y que la mayoría de quienes se acercan a él, seguramente están buscando un modo de aprovecharse.

Como ves la misantropía no es tan infrecuente como creías. Si tienes pensamientos o sentimientos de misántropo, intenta al menos mantener la relación con un par de amigos, que el mundo puede no ser tan malo en realidad.

Fuente lifeder.com

Imagen elFinalde

Anuncios