SÍNTOMAS DE UN YACIENTE O FANTASMA EMOCIONAL

Según la Biodescodificación y Salomon Sellam, un yacente, es una persona que nace para suplantar a un familiar muerto.

En Constelaciones Familiares sería aquella persona que al ser representada no puede apartar su mirada del suelo, porque está mirando a un familiar fallecido y que su duelo no se ha hecho. Así que el vivo le mira para que no sea un excluido, sino para que se le tenga en cuenta.

Para que una persona se le considere “yacente”, se debe contar con más de 5 de las siguientes características. Y si además lo es por fechas, entonces tenemos la seguridad:

1. Tristeza: En la mayoría de los casos encontraremos el bloqueo en la tristeza. Gente que dice “Siempre me he sentido triste y no sé por qué”. Es gente que siempre está triste, pocas veces sonríen y ni pensar en escuchar de ellos una risa o una carcajada.

2. No hay placer: Gente que después del drama sienten que no tienen derecho al placer (bruxismo, por ejemplo). Se niega a asitir a un buen paseo, una amena reunión, una fiesta, bailar. Nada los motiva.

3. Frases del yaciente: Utilizan un tono bajito, apenas se les escucha cuando hablan, parece que siempre susurraran, y lo hacen para “no despertar al muerto”.

– “No vivo mi vida”.
– “Tengo la impresión de que somos dos en mi interior”.
– “Estoy desplomado, no me puedo mover”.
– “Soy como un muerto viviente”.
– “Estoy muerto en vida”.

4. No hay que conocer al difunto. Para ser Yacente, es básico y primordial que la persona no haya conocido al muerto. Es decir, el familiar muerto, falleció antes de que se concibiera al yacente.

5. La inmovilidad: Hay tres posiciones que el Yacente presenta al dormir:

– Manos cruzadas sobre el pecho. – Manos apoyadas a lo largo del cuerpo. – Manos apoyadas sobre el vientre.

En cualquiera de estas posiciones, la constante, es que durante el sueño, la posición no cambia, así como se duermen, así despiertan. Cuando la persona duerme no se da cuenta de eso. Se ve mucho en las siestas más, que en la noche.

Otro aspecto de la “movilidad”, es que puede ser todo lo contrario. Son personas que al dormir se mueven mucho, revuelven todas las sábanas y cosas sobre la cama.

6. El color de la ropa: Les gusta muchísimo el color negro para vestir, especial atención a los jóvenes góticos o “darks”. También suelen usar otros colores, pero siempre oscuros o tristes: café, morado, gris.

A veces es justo al contrario y compensan usando mucho blanco, pero esto es más por cultura, cuando dicho color significa duelo.

7. La música: Escuchan música triste y/o que habla de muerte. Por lo general, música “no comercial”, gótica, oscura, etc.

8. Profesiones específicas: Todas aquellas que tengan relación con muertos, salvar personas a punto de morir, profesiones en donde se expresen personalidades variadas (para que el muerto salga ), profesiones relacionadas con alturas, cielo, o frío. Médicos, Forenses, Enfermeras, Azafatas, Pilotos, Actores, Fisioterapeutas, Bailarines, Gimnastas, Parteras, Guías de montaña,
Profesores de Ski, etc.

9. Nombres. Los que llevan el mismo nombre del difunto o bien, llevan nombres de Ángeles.

10. Fechas: a) Fecha de Nacimiento, coincidente con la fecha de fallecimiento del difunto.

b) Fecha de Concepción, coincidente con la fecha de fallecimiento del difunto.

c) Fecha de Nacimiento, coincidente con la fecha de concepción del difunto.

Regla para las fechas: Cuando muere un familiar en el árbol, los vivos procrean a un bebé con 2 personalidades: una de ellas, es la personalidad orgánica y la otra es la personalidad psicológica.

Ambas con el fin de “reparar” al muerto, lo que haya hecho el muerto, suplir al muerto, cambiar lo malo que hizo el muerto, etc. Por lo general los yacentes que vienen a reparar a un muerto, lo

hacen con muertos en la línea de los “bisabuelos”, es por eso que es importante hacer el árbol lo más arriba posible.

ENFERMEDADES TÍPICAS DE UN YACENTE:

1. Arterioesclerosis y Esclerosis. El 80% de estas enfermedades son causadas por el transgeneracional (Historias en el Árbol Genealógico y Yaciente.

2. Parkinson: Quiero moverme pero no quiero moverme.

3. Poliartritis reumatoide.

4. Obesidad, sobrepeso, muchas veces, traemos cargando a un muerto.

5. Enfermedades discapacitantes pulmonares: Bronquitis crónicas, asmas, insuficiéncias respiratorias…

6. Vientre hinchado con muchos gases: Putrefacción del muerto.

7. Bruxismo: No permitirnos el placer en la vida.

8. La diabetes: Tener que hacer vivir a un muerto que llevo dentro, necesito muchas reservas de azúcar para que se mueva.

9. Niños hiperactivos: Memorias de incestos y yacientes.

10. Apnea del sueño.

11: Sonambulismo: Es el “otro” que nos mueve y nos lleva de paseo por la noche.

12: Enfermedades mentales.

Para determinar si se es yacente o no, necesariamente hay que estudiar todo el árbol o hacer una Constelación Familiar.

En Constelaciones Familiares vemos dónde está el yacente al que se sigue cuando la persona (el yacente) está mirando al suelo y le es imposible apartar la mirada de ahí.

Al colocar al yacente al que sigue y ponerle a sus padres para que lo acojan, el yacente se libera de seguirlo porque ya hay quien se está encargando de cuidarle. Así puede empezar a mirar hacia la vida.

Nuestros artículos tratan de aconsejarte y darte a conocer otras vías de salud, pero si aun así te sientes perdido, te aconsejamos que vayas a un médico especializado en tu tema.

Fuente evolutionconsciente.com

Imagen Funnpics.info

 

Anuncios