Desordenados y perezosos: las características más increíbles de las personas inteligentes

Díficiles de ordenar y estructurar, las personas más inteligentes son a veces incomprendidas

Aunque muchas son consideradas “defectos” sociales, varias cualidades usualmente condenadas esconden una inteligencia superior.  

La buena memoria suele estar asociada con la eficiencia e inteligencia, pero según una investigación reciente publicada en el Journal Neuron, tener mala memoria hace a las personas más inteligentes. Según este nuevo estudio, el objetivo de la memoria no es transmitir la información más precisa a lo largo del tiempo, sino guiar y optimizar la toma de decisiones inteligentes con solo retener información valiosa.

Estos resultados suman la mala memoria a la lista de cualidades que, aunque a simple vista parecen “defectos” sociales, son comunes en las personas con el mejor desempeño intelectual. Difíciles de estructurar, las personas inteligentes son, a veces, incomprendidas.

– Hacen menos ejercicio

Según una reciente investigación, las personas a las que les cuesta más ir al gimnasio o practicar un deporte podrían echarle la culpa a su inteligencia “superior”. De acuerdo con los resultados del estudio publicado en Journal of Health Psychology, las personas con un mayor cociente intelectual tienen menos necesidades de actividad física que el resto.

El ejercicio diario les es ajeno a las personas inteligentes (iStock)

El ejercicio diario les es ajeno a las personas inteligentes (iStock)

Durante la realización del estudio, los participantes más “pensantes” se movían mucho menos, algo que los autores atribuyeron al hecho de que cuanto más inteligente es una persona y más rico es su mundo interior, menos capacidad de aburrirse tiene.

– Se despiertan más tarde

Un estudio demostró que las personas inteligentes se acuestan más tarde y, por lo tanto, también se levantan mas tarde que los demás. Con una muestra de más de 20 mil jóvenes, los investigadores descubrieron que los más brillantes se acostaban en promedio a las 12:29 y se despertaban a las 7:52, mientras que los menos dotados se retiraban a las 11:41 para despertarse a las 7:20, con una diferencia mucho más pronunciada durante el fin de semana.

A diferencia de la media, las personas inteligentes se acuestan y se levantan más tarde (Getty Images)

A diferencia de la media, las personas inteligentes se acuestan y se levantan más tarde (Getty Images)

– Insultan más

Contra todo tipo de protocolo y normas sociales, una investigación asegura que las personas malhabladas no siempre lo son por falta de vocabulario, sino precisamente lo contrario. Al parecer las personas con más fluidez de pensamiento y léxico tienen menos capacidad de contenerlo.

–  Son sarcásticas

Hay evidencia científica que indica que las personas que gustan del humor ácido o los comentarios sarcásticos es porque son más inteligentes que quienes no. Puntualmente un estudio realizado por investigadores de las universidades de Columbia y Harvard y la Escuela de Negocios INSEAD asegura que el sarcasmo incrementa la actividad cerebral tanto del emisor como del receptor. Y también comprobó que aumenta la capacidades creativas.

Las personas inteligentes son más perezosas que el resto (Getty Images)

Las personas inteligentes son más perezosas que el resto (Getty Images)

– Más desordenadas

Podría pensarse que una persona que mantiene organizado su espacio también puede administrar y ordenar sus pensamientos. Pero según un estudio de la Universidad de Minnesota, aunque las personas que tienen su entorno de trabajo bien organizado suelen ser más generosas y cooperativas, los puestos de trabajo muy desordenados correspondían sorprendentemente a las personas más brillantes y creativas y a quienes mejores soluciones proponían a los problemas.

Fuente infobae.com

Anuncios