La Legión Letona de la Waffen-SS

Para enero de 1943 Hitler decidió aprobar la solicitud de Heinrich Himmler de crear una división SS constituída por voluntarios letones. Los principales voluntarios fueron unidades de auxiliares de policía de Letonia los Schutzmannchaft; quiénes habían desempeñado un gran trabajo en la lucha anti-partisana.

Además fueron reclutados hombres del Kommando Arajas; quiénes habían sido responsables de varios crímenes contra judíos y civiles a lo largo de la frontera entre Letonia y la Unión Soviética.

El reclutamiento de voluntarios letones no era suficiente, así que los alemanes decidieron hacerlo obligatorio, incluyendo a la edad adulta de Letonia. Pero para entonces el Ejército Rojo ya estaba avanzando rápidamente sobre Lituania.

En julio de 1944 la Legión Letona SS ya constaba de 87.550 hombres, además de que 23.000 más estaban sirviendo como auxiliares dentro de la Wehrmacht, los alemanes decidieron colocar a la fuerza letona para enfrentarse frente a frente al Ejército Rojo.

La 2.° Brigada de Infantería SS era la primera unidad letona que combatía y empezó a entablar batalla contra los soviéticos en Leningrado en marzo de 1943. Dos divisiones fueron creadas después del reclutamiento en Letonia, creando la 15.° y 19.° Divisiones SS Letonas formando la Legión Letona.

La 15.° División SS letona fue enviada al frente en noviembre de 1943. Originariamente fue enviada a Ostrov y Novosokolniki, distritos de Óblast de Pskov, pero después de que la Wehrmacht sufriera allí duros reveses, fue trasladada a Belebelka en enero de 1944.

Entre agosto y septiembre de 1944, la 15ª SS división fue trasladada a Prusia Oriental para reforzarla con nuevos reclutas.

Fueron entrenados cerca de Danzig hasta que recibieron de nuevo la orden de entrar en combate el 22 de enero de 1945. En aquel entonces la Legión Letona constaba de unos 15.000 hombres. Estuvieron combatiendo cerca de Danzig en enero y febrero, retirándose a Pomerania a principios de marzo. A primeros de abril, la unidad se había reducido a 8.000 hombres.

El 11 de abril tuvieron noticias de que la división entera iba a ser trasladada a Curlandia. Viendo que la guerra estaba pérdida y entendiendo que el envío a Curlandia significaría la muerte o rendirse al Ejército Rojo, la división decidió rendirse a las fuerzas aliadas occidentales.

Por otra parte, la 19.ª División SS continuó la lucha en Letonia. Para octubre de 1944 el avance del Ejército Rojo dejo aislada a la división junto a un gran grupo de soldados alemanes en Curlandia, por lo que se entablaron fuertes batallas dentro del cerco que empezaron desde finales de 1944 hasta principios de 1945.

La 19.° División SS Letona se rindió el 9 de mayo de 1945 junto a las demás fuerzas alemanas atrapadas en la Bolsa de Curlandia. Los comandantes de la Legión Letona enfatizaban que los letones estaban luchando contra la re-ocupación soviética.

Los reclutas prometían en el nombre de Dios ser leal al ejército alemán y a su comandante Adolf Hitler, ser valiente y estar dispuesto a dar su vida “en la lucha contra el Bolchevismo”.

El deseo de la Legión Letona era rechazar a los soviéticos y después combatir a los alemanes. Los legionarios llevaban banderas letonas bajo sus uniformes como un símbolo de esa esperanza.

Este sentimiento también se reflejaba en una de sus más populares canciones en la que, usando eufemismos, decían: “Nosotros venceremos a los rusos y después de eso, venceremos a los alemanes.”

Durante los juicios de Núremberg en 1945, el Tribunal declaró a las Waffen SS como una organización criminal, a excepción de soldados que fueron obligados a alistarse, ya que entre el 15% y el 20% de la Legión Letona eran voluntarios. 1.000 letones fueron usados como guardias en el Tribunal de Núremberg custodiando a los criminales de guerra.

“Ellos son los primeros y más destacados letones. Ellos desean una nación-estado Letona sostenible. Forzados a elegir entre Alemania y Rusia, han elegido Alemania porque buscan la integración con la Europa Occidental. El dominio alemán les parece el menor de los dos males”》- Oberführer SS Adolf Ax

El 16 de marzo se celebra el día de la Legión Letona, ya que entre el 16 y 18 de marzo de 1944 una dura batalla se entabló en la orilla oriental del río Velikaya por la toma de una colina llamada colina “93’4” de gran importancia estratégica.

El Ejército Rojo avanzaba y atacaba a los defensores, obligándolos a retirarse, pero los letones de la 15.° y 16.° Divisiones SS decidieron aguantar la embestida soviética y el 18 de marzo el Coronel Arturs Silgailis de la 15.° División SS montó un poderoso contraataque, recuperando la colina sin sufrir apenas bajas.

El 16 de marzo se convirtió en el único momento en que ambas divisiones letonas lucharon juntos en una batalla. El 16 de marzo se convirtió en el Día de la Independencia de Letonia, pero no pudieron celebrarlo hasta 1990 cuando realizaron el primer desfile conmemorativo.

Fuente Armamento e Historia de la Segunda Guerra Mundial

Anuncios