Diez alimentos que tu gato no debe comer

Hay algunos que son más peligrosos que otros, pero el felino debe evitarlos todos.

Al igual que lo que ocurre con los perros, hay alimentos que son buenos y sabrosos para los humanos, pero que les hacen muy mal a los gatos.

Y esto es muy importante porque, tal como ocurre con los canes, hay personas que creen que darles de su comida a los gatos es una muestra de cariño y si se la comen es porque no les hará daño.

Sin embargo, esta premisa es absolutamente falsa, pues humanos, canes y felinos poseemos distintos sistemas digestivos y, por si ello no fuera suficiente, la industria alimenticia elabora sus productos de acuerdo a las características específicas de cada especie.

Por ello, a continuación te mencionamos diez alimentos que no debe darle a tu gatito para que luego no presente problemas de salud.

  1. Los chocolates son muy malos para los gatos. Es muy común que que los niños que comen un chocolate tengan la ocurrencia de compartirlo con su gato o perro pero esto es altamente tóxico, pues ellos no pueden procesar la teobromina, sustancia presente en el chocolate.
  2. El atún que consumimos los humanos no es bueno para los gatos por el alto contenido de sodio, pues está calculado para las personas y no para los felinos.
  3. Aunque en los dibujos animados y comics se da como un hecho que a los gatos aman el pescado crudo, no se les debe da dar pues contiene parásitos y enzimas que les traen problemas de salud.
  4. La comida y golosinas para perro no son alimentos para los gatos, ya que se trata de especies distintas con necesidades diferentes.
  5. Los gatos no deben comer de las sobras de los humanos, pues nuestra comida tiene conservadores, condimentos, picantes que los organismos de los gatos no están acostumbrados ni preparados para digerir.
  6. La cebolla está totalmente prohibida pues les produce anemia.
  7. La leche la toman los gatos sólo cuando son pequeños y no deben beber de la que consumimos los humanos, ya que es muy distinta a la que segregan las gatas. Además, los gatos adultos no toleran la lactosa, y por eso tienen diarreas, vómitos y problemas digestivos si toman leche.
  8. Si piensas que lo más fácil es darles unas salchichas o unas rebanadas de jamón a tu gato, estás equivocado. Las carnes frías tienen mucha sal y grasas que para un gato son demasiadas y les traerá problemas de salud.
  9. Un alimento barato y de mala calidad no le entregará a tu gato los nutrientes y vitaminas que necesitan y, lo que es peor, solamente lo llenará y hasta lo hará engordar.
  10. Por nada del mundo les des cafeína, frutos secos, azúcar, palta ni alcohol.

 

Fuente lacuarta.com

Imagen MundoGatos

Anuncios