OVNIS en la Antártida Operación HighJump

Antecedentes a la operación HighJump  Antes hablar sobre  la operación HighJump existieron unos antecedentes que llevaron a la ejecución de dicha misión. En 1938 y 1939, la Sociedad Alemana de Investigaciones Polares buscaba la exploración circunstancial del territorio antártico (Polo sur), liderada por Alfred Ritscher.

La expedición se asentó en la región antártica “Queen Maud Land” (562.000 km2). Los abrumadores efectivos militares, el tiempo y dinero invertidos llevaron a la especulación ¿Qué estarían tramando los alemanes en aquel recóndito lugar?

Lo que pretendían era construir una enorme base subterránea bajo el frío hielo antártico, Adolf Hitler y otros exiliados comenzaron en secreto dicha labor , querían renacer tras la derrota y construir armas tecnológicamente avanzadas y terribles.

Según el famoso historiador e investigador J. Garrido, tras la caída de los alemánes en la Segunda Guerra Mundial y su rendición, el almirante Doenitz afirmó: “Nunca nos rendiremos ante los aliados”

La extraña operación militar

La operación highjump, es considerada una de tantas historias oscuras descatalogadas para el gobierno militar, una vez más sería otra de las historias que los cospiranoicos han tenido en su punto de mira a lo largo de tantos años.

Nos remontamos a la época de la Segunda Guerra Mundial entre finales de 1946 y comienzos de 1947, EE.UU. supuestamente crea una unidad militar altamente preparada para expediciones y asalto, cuyos objetivos no han quedado muy claros.

Su misión empezaría en el Mar de Ross y su destino acabaría en la Antártida, esta unidad fue denominada la Task Force 68 compuesta por 13 barcos de fuerza militar como destructores, buques con armamento y provisiones . 2 lanzadores de hidroplanos, un submarino (El Sennet), un portaaviones (Philipine Sea) y 4.200 militares. El líder de la misión fue Richar Evelyn Byrd, del cual en diversos artículos de granmisterio.org hemos hablado anteriormente.

Oficialmente la Operación Highjump se centraría en simples maniobras que tenían por objeto “probar equipos militares y tropa en condiciones antárticas” cuya duración estaría entre 9 y 10 meses.

Las declaraciones de Byrd

El almirante Byrd pronunció en febrero de 1947 estas palabras exactamente ante una revista que le hace un reportero:

”los Estados Unidos serían atacados por aviones que pueden volar de un polo a otro con increíble velocidad”

(original inglés: “necessary for the USA to take defensive actions against enemy air fighters which come from the polar regions” and “in case of a new war, the USA would be attacked by fighters that are able to fly from one pole to the next with incredible speed”).

La operación HighJump que lideró Byrd tenía como objetivo el entrenamiento del pelotón en circunstancias extremas pero los antecedentes Alemanes , los vuelos que Byrd ya había protagonizado por el ártico y todo el arsenal desplegado con los barcos nos hacen pensar que hay algo oculto en todo esto.

La operación HighJump tenia como verdadero objetivo adquirir los prototipos de tecnologías exóticas para la naturaleza humana que en 1937 tenían los Nazis en sus base subterránea.

Tras las declaraciones, no que no sentaron muy bien al gobierno americano , pasaron unas semanas hasta que murió de forma extraña, James Forrestal, Secretario de Defensa en el período de la operación, es internado en 1948 en un hospital, donde bajo extrañas circunstancias cae de un décimo piso. La muerte de Byrd hubiera sido demasiado llamativa para la sociedad, ya que esta persona tenia mucha repercusión para el pueblo.

Durante la operación HighJump se tomaron 70.000 fotografias aéreas de la zona por parte de una estación de reconocimiento cercana, los americanos estaban buscando algo.

Bombas atómicas empleadas en el antártico

Algunos autores indican que se detonaron bombas atómicas en Neuschwabenland. Estas explosiones atómicas serían la causa del actual agujero de la capa de ozono en la Antártida. De cualquiera de las formas, las bases alemanas en la Antártida no estaban en superficie, sino que eran subterráneas. ¿Contaban los alemanes del Reich con la posibilidad de un ataque atómico? Sin duda.

Tengamos en cuenta que los norteamericanos no habían tenido reparos en lanzar dos bombas atómicas contra los núcleos civiles japoneses de Hiroshima y Nagasaki, en que perecieron carbonizadas cientos de miles de personas inocentes y quedaron con graves secuelas de por vida otros tantos. ¿Podían tener entonces reparos en lanzar bombas atómicas contra un continente sólo habitado por nazis y pingüinos?

Según ciertas fuentes, sí es seguro que por lo menos en 1958, año en que se realizó una nueva “expedición” estadounidense a la Antártida, se llevaron armas nucleares y se emplearon tres veces: el 27 y 30 de Agosto y el 9 de Septiembre. Ninguno de los tres misiles atómicos explosionó en el suelo antártico, sino que, sin encontrársele explicación, estallaron en pleno vuelo sobre el mar cuando se dirigían a su objetivo.

Las extrañas muertes en la “operación de entrenamiento”

Las fuerzas de Deuschwabenland intentaron defender sus tierras se sabe que se perdieron varios aviones de combate y material aéreo de alta tecnología, y que hubo pérdidas humanas, en concreto muertes de marines norteamericanos. ¿Todo esto en una operación de adiestramiento?

En los Estados Unidos fue muy difícil justificar a la opinión pública las bajas acaecidas en la Antártida, pero el caso fue oficialmente cerrado. Los militares llamaron a esta operación como “la guerra de los pingüinos” (penguin war), después de que el gobierno federal declarara una y otra vez a la suspicaz opinión pública norteamericana que en la Antártida sólo vivían pingüinos y que las bajas de personal militar se debían a desafortunados accidentes…

La gran explicación de todo esta operación culmina sobre los avistamientos OVNI en forma de puro que empezaron a verse a raíz de todo esto por diferentes zonas ¿ Es posible que toda la operación tuviera como finalidad rescatar un OVNI enterrado en la fría nieve?

En seguida, el 27 de Agosto y el 9 de Septiembre de aquel mismo año, el gobierno de Sudáfrica declara detectar dos emisiones electromagnéticas de alta energía, comparables con explosiones nucleares en la área antártica cercana a sus costas, que corresponde a la zona de Neuschwabenland, una manifestación de carácter subterránea y otra en la superficie.

Otros avistamientos conocidos de OVNIs en la Antártica fueron declarados en los años siguientes, especialmente los de 1964 y 1969, por parte de personal de bases militares tanto argentinas como chilenas.

Byrd comentó en otra misión hacia tierras desconocidas del Ártico (Polo norte), como existían unas ciertas cavidades en un área determinada de la zona que ahondaban hacia el interior de la tierra, esto lo expondremos más adelante, porque este personaje encierra muchos más misterios ocultos militares como la Operación Deepfreeze.

Sin duda, la operación HighJump plantea un encubrimiento a gran escala para obtener tecnologías extrañas, que podrían haber sido empleadas sobre el proyecto aurora del cual hemos hablado también en esta web. Un saludo y os animo a investigar sobre ello.

Fuente granmisterio.org

Anuncios