El secreto más grotesco del 11 de septiembre

Larry A. Silverstein (Brooklyn, Nueva York, 30 de mayo de 1931) es un empresario estadounidense.

Silverstein nació en Brooklyn, y se involucró en el sector inmobiliario, junto con su padre, estableciendo Silverstein Properties.

Silverstein se separó de su socio de negocios, Bernard Mendik, en 1977, y compró una serie de grandes edificios de oficinas en Midtown y Lower Manhattan a finales de los años 1970.

En 1980, Silverstein ganó una licitación de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey para construir el World Trade Center 7, al norte de las torres gemelas.

Silverstein estaba interesado en adquirir la totalidad del complejo del World Trade Center, y puso una oferta cuando la autoridad portuaria puso en venta el complejo en el 2000.

Silverstein ganó la licitación cuando un acuerdo entre el ganador inicial y la autoridad portuaria no se concretó, y se firmó el contrato el 24 de julio de 2001.

Poco después de los atentados del 11 de septiembre, Silverstein declaró su intención de reconstruir el complejo, aunque él y sus aseguradoras se vieron envueltos en una disputa de varios años sobre si los ataques habían constituido un evento o dos en términos de póliza de seguros, que prevé un máximo de 3550 millones de dólares de indemnización por el evento.

Se alcanzó un acuerdo con las aseguradoras en 2007 que aceptaron pagar 4.550 millones de dólares, que no era tanto como la cantidad monetaria que Silverstein solicitó. Silverstein también tuvo múltiples disputas con otros partidos políticos, incluyendo con la autoridad portuaria.

En un acuerdo alcanzado en abril de 2006, Silverstein conservaba los derechos para construir tres torres de oficinas (Four World Trade Center, Three World Trade Center y Two World Trade Center), mientras que el One World Trade Center pertenecería a la autoridad portuaria, al igual que la torre cinco, que podría haber tenido la opción de ser arrendada por un promotor privado y ser convertida en un edificio residencial.

World Trade Center

Durante la década de 1990, Nueva York estaba sufriendo los efectos del llamado Lunes negro, que llevó a unas altas tasas de vacancias en el World Trade Center.

George Pataki se convirtió en el gobernador de Nueva York en 1995 y promovió una campaña de reducción de costes, incluyendo la privatización del World Trade Center.

Una venta de la propiedad se consideró demasiado compleja, por lo que se decidió que la autoridad portuaria realizara un contrato de arrendamiento de 99 años para la licitación pública.

En enero de 2001, Silverstein, a través de Silverstein Properties y Westfield America, hizo una oferta de 3.200 millones de dólares para el contrato de arrendamiento del World Trade Center.9

Silverstein fue sobrepujado por 30 millones de dólares por Vornado Realty, con Boston Properties, Inc. y Brookfield Properties también compitiendo por la venta.

Sin embargo, Vornado se retiró y la oferta de Silverstein para el contrato de arrendamiento del World Trade Center fue aceptada el 24 de julio de 2001. Esta fue la primera vez en los 31 años de historia del complejo que cambiaba de dirección.

El contrato de alquiler se aplicó a cuatro edificios del complejo y cerca de 39.500 metros cuadrados de espacio comercial. Silverstein pusó 14 millones de dólares de su propio dinero para asegurar el acuerdo. El acuerdo dio a Silverstein, el derecho como arrendatario de reconstruir el complejo en el caso de que fuera destruido.

Atentados del 11 de septiembre

Silverstein ha dicho en varias entrevistas, que él normalmente pasaba las mañanas en desayunos de trabajo en el restaurante Windows on the World en la planta 107 de la torre norte del World Trade Center, acompañado de los nuevos inquilinos del edificio.

Sin embargo, la mañana del 11 de septiembre de 2001 su esposa le insistió en que acudiera a una cita con el dermatólogo, escapando de una muerte segura.

Todos los edificios del complejo del World Trade Center fueron destruidos o dañados sin posibilidad de reparación el 11 de septiembre de 2001. Después de una prolongada disputa con las aseguradoras, se dictaminó en 2007 que la cantidad total a pagar era 4.550 millones de dólares.​

Fuente wikipedia.org

Imagen El País

El secreto más grotesco del 11 de septiembre

Subido por DrossRotzank

 

Anuncios