¿Descubren el secreto del Triángulo de las Bermudas?

El Triángulo de las Bermudas, también conocido como “El Triángulo del Diablo”, es una de las leyendas más misteriosas y escalofriantes del océano, y durante décadas ha excitado la imaginación de investigadores y científicos que han intentado revelar lo que esconde esta extraña zona.

Aunque podrías pensar que es una leyenda muy antigua, en realidad este mítico triángulo no se volvió realmente famoso hasta los años 50, cuando el reportero Edward Van Winkle Jones escribió sobre unas misteriosas desapariciones de aviones y barcos americanos en la década de los 40, mismas que marcó en un mapa en el que por primera vez se definió la forma triangular de esta anomalía.

Según el reporte de Jones, un total de 135 personas desaparecieron entre 1945 y 1949, y todos los incidentes se parecían en el hecho de que nunca se encontraron restos de los vehículos o los pasajeros y que no hubo pedidos de auxilio, casi como si hubieran dejado de existir de un momento a otro.

El tema resultó tan interesante que no pasó mucho tiempo antes de que salieran otras investigaciones parecidas, en las que a veces se exageraban los hechos y las cantidades de víctimas para alimentar y beneficiarse de la sed de enigmas que tenía el público, y ya para los setentas la historia había tomado vida propia entre la mezcla de hechos, mentiras descaradas y obras de ficción que circulaban en todos los medios.

En esas fechas el investigador Larry Kusche publicó un contundente reporte en la que exponía el sospechoso origen y evolución de esa leyenda, presentando números, documentos oficiales y registros de la prensa que demostraban que muchos de los incidentes nunca pasaron y que los autores estaban mintiendo y copiándose entre sí.

Algunas de los barcos y pasajeros desaparecidos, por ejemplo, al final sí fueron encontrados pero los vendedores de misterios no contaban esa parte de la historia, o no tomaban en cuenta que a veces no era posible investigar adecuadamente los hundimientos y uno de los hallazgos más reveladores fue que los reportes del clima por lo general no concordaban con las fechas en que supuestamente habían ocurrido algunos de los eventos más catastróficos.

A pesar de eso el público siguió aceptando a este fenómeno como si fuera un hecho y es que como toda leyenda, la del Triángulo de las Bermudas seguramente tuvo su origen en sucesos reales que podrían ser explicados por la ciencia, aún si al final no fueran tan interesantes como las historias nacidas de ahí.

Lo cierto es que la ruta es peligrosa y esconde amenazas naturales como un clima tormentoso y fuertes corrientes marinas que podrían ser las responsables de desaparecer los restos de los naufragios; pero sin duda lo peor de todo son los enormes depósitos de gas metano que se esconden en el fondo.

Según la teoría más aceptada, los hundimientos misteriosos han sido causados por erupciones de este gas, el cual se puede liberar sin previo aviso y subir a la superficie a gran velocidad, provocando que los barcos pierdan el equilibrio y que los aviones no puedan sostener su vuelo en el aire enrarecido.

A pesar de eso, no se ha encontrado que el porcentaje de incidentes sea mayor que en otras áreas con características similares, además de que es una de las rutas más transitadas del continente y por eso es normal que con cierta frecuencia pilotos y capitanes tengan la mala suerte de estar en el lugar y momento en el que ocurre un desastre natural.

Otra cosa a tener en cuenta es que gran parte del tráfico que atraviesa el triángulo son embarcaciones para placer y vacaciones, las cuales muchas veces son demasiado pequeñas y van conducidas por personas que no tienen la experiencia necesaria, o que cometen errores que son imperdonables en una parte tan cambiante y peligrosa del océano.

En otras palabras: Todo se reduce a los números y a que los ojos del mundo están puestos sobre este triángulo en el mar esperando cualquier indicio de un nuevo enigma, por lo que cualquier incidente recibe mucha más atención que los que ocurren en sitios que no tienen esa fama.

Después de tantas explicaciones científicas, sobrenaturales y de todo tipo, al final resulta que toda esta leyenda tiene su origen en los caprichos de la naturaleza y en la antigua necesidad humana de conocer y contar historias sobre misterios y hechos inexplicables.

“VOZ” por Victor González

Descubren el secreto del Triángulo de las Bermudas

Subido por Badabun

Anuncios