La caja de la deep web de Beez

Los peligros de comprar cajas misteriosas en la Deep Web

Dientes humanos, excremento y memorias con videos extraños, son algunos de los elementos que ‘youtubers’ afirman haber encontrado en estas cajas. Más allá de su veracidad, una empresa de ciberseguridad explica los peligros de este tipo de compras en la internet profunda.

La Deep Web es el lado profundo de la internet, un lugar a donde los buscadores convencionales no tienen acceso; un espacio donde se requiere de herramientas especiales que abran las puertas a este mundo en el que muchos se han aventurado explorar.

Bastante se habla sobre ella, que se pueden comprar armas, drogas, pornografía infantil y vídeos en los que se ve a personas morir; material que rompe no sólo las leyes sino también los límites de la moral.

Bien sea para ganar clics, cumplir con un reto o seguir una tendencia, diversos ‘youtubers’ han subido videos en los que aseguran haber comprado una caja en los diferentes comercios digitales que se encuentran en la Deep Web.

Parte de sus producciones, en las que se los ve abriendo los paquetes que supuestamente llegan por correspondencia a sus viviendas, muestran contenidos extraños encontrados en las mismas: dientes humanos, excremento, condones usados, cuchillos y memorias USB con videos salidos de lo normal, entre otros.

Más allá de si las compras que hicieron fueron reales o no, porque también está la posibilidad de que ellos mismos armen estas cajas y actúen frente a su audiencia, están los riesgos que puede significar entrar a un sitio de estos y brindar información personal a los vendedores.

Para la empresa de seguridad informática, Kaspersky Lab, la Deep Web como tal no representa un peligro, lo riesgoso son las actividades que una persona haga en ella.

“Es un Internet paralelo, donde existe cierta privacidad que se aprovecha por parte de las personas que venden o compran algo”, explica el director para América Latina del equipo global de investigación y análisis de Kaspersky, Dmitry Bestuzhev, en su entrevista a El Espectador.

Para este directivo, más allá de los peligroso que puede representar el contenido que alberga una de estas cajas misteriosas, por las que se dice se puede llegar a pedir miles de dólares, está el suministro de información personal a un vendedor anónimo.

Nombres, número de identificación, dirección de residencia, código postal y demás datos solicitados al momento de realizar un envío, pueden llegar a ser un cóctel tóxico en la mano de delincuentes cuya intención sea afectar a su víctima.

“La información personal es personal y si uno se la entrega a alguien debería entender y tener claro a quién se le está suministrando y bajo qué condiciones”, explica Bestuzhev.

Evidentemente todas estas recomendaciones, en este tipo de comercios en la web profunda, no se cumplen, ya que un significativo número de vendedores, por realizar actividades ilegales en dicho espacio, acude al anonimato para blindar su identidad.

Como siempre en esta materia, el mensaje que dejan los expertos en seguridad informática es tener cautela en internet. Sea la web superficial, a la cual la gran mayoría accede a diario por medio de motores de búsqueda como Google, Ópera o Internet Explorer, o la web profunda, el ciberespacio alberga muchas amenazas de las que nadie está exento.

Navegando por la Deep Web

Camilo Gutiérrez también es profesional en el ámbito de la ciberseguridad, es jefe de laboratorio de investigación de ESET y comparte la postura de Bestuzhev al decir que no hay por qué estigmatizar la Deep Web al pensar que en su totalidad es ‘malévola’.

“Si bien existen muchos sitios con información que puede ser polémica, también existen otros que comparten información que puede ser interesante. Por ejemplo, emisoras que transmiten programas muy variados y libre de censura”, explica Gutiérrez.

En un mundo donde el acceso a la información parece cada vez más indispensable, herramientas como Tor, navegador que le permite a las personas acceder a este ciberespacio de manera anónima, pueden llegar a ser de gran utilidad para los usuarios. En sí, la Deep Web no es ni buena ni mala, como reiteran estas autoridades en ciberseguridad todo depende del uso que las personas le den a la misma.

Fuente elespectador.com

Imagen Check Midnight News

 


La caja de la deep web de Beez

Subido por DrossRotzank

 

Anuncios